Escuchar este artículo

De docente a prófugo de la justicia por violación

Jueves, 19 de Noviembre de 2020
Luis Orlando Carvajal Gamboa había sido detenido en agosto, en Cúcuta.

“Nosotros pensábamos que era una persona grata, un docente ejemplar, por eso cuando vimos que la Policía lo capturó nos sorprendió mucho y uno no deja de conocer a las personas”, así describió un vecino del barrio El Bosque, la repentina detención del profesor Luis Orlando Carvajal Gamboa, señalado de violar a uno de sus alumnos, de 13 años.

Aunque la captura se produjo el 23 de agosto, ahora, las autoridades le perdieron el rastro, luego de que Carvajal, de 56 años, aprovechara la decisión de un juez que le dio el beneficio de casa por cárcel, por considerar que el docente no era un peligro para la sociedad, para salir del radar de la justicia.

A mediados de septiembre, la Policía se percató de que Carvajal Gamboa ya no estaba cumpliendo la medida de aseguramiento en su casa, por lo que, de inmediato se reportó esta situación en los estrados judiciales para que ahora, Carvajal enfrente otro delito por fuga de presos.

En el momento de la decisión del juez en primera instancia, que dictó la detención domiciliaria, la Fiscalía apeló esta medida con el fin de que en segunda instancia fuera enviado a la cárcel.

Según se conoció, cuando un juez le había revocado la prisión domiciliaria, para que Carvajal perdiera todos los beneficios, este decidió escapar.

La detención

A las 11:36 de la mañana del domingo 23 de agosto, uniformados de la Unidad Básica de Investigación Criminal adscritos a la Seccional de Protección y Servicios Especiales (Sepro), de la Policía Metropolitana de Cúcuta, llegaron hasta la avenida 12 AN, de Portachuelo, donde está ubicado un conjunto residencial, para capturar al docente.

Los investigadores judiciales tramitaron una orden de captura contra Luis Carvajal, que fue expedida por el Juzgado Primero Penal Municipal, con funciones de control de garantías, por acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, desde el 11 de junio de este año.

Los uniformados iniciaron las investigaciones contra el profesor pamplonés, desde el 28 de marzo, cuando los papás de la víctima interpusieron la denuncia en el Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas).

Las pistas

Los familiares se percataron de que algo malo estaba ocurriendo, cuando el menor, empezó a tener cambios repentinos y desinterés en la jornada escolar, cuando empezaba a cursar séptimo de bachillerato.

Entre estas alteraciones, el menor cambió su letra que normalmente era muy ordenada. Esto desencadenó que los papás llevaran al niño a conversar con un pastor que también es psicólogo, por lo que la víctima le confesó todas las aberraciones sexuales a las que fue sometida.

Lo que el menor guardó en secreto durante más de dos años, por temor a que su agresor cumpliera las amenazas de matarlo o de hacerle daño a su familia, terminó dejando al descubierto los abusos que se iniciaron desde 2018, en la institución educativa donde acudía.

Supuestamente, Carvajal, cada vez que terminaba sus clases de educación física, le pedía al estudiante que se quedara con él para guardar los implementos de la clase en el salón, situación que aprovechaba para tocarlo.

Sin embargo, al año siguiente, todo pasó a mayores, sometiéndolo durante los doce meses a sus agresiones sexuales.

Por esto, las autoridades consideran que puede haber más víctimas de Luis Orlando Carvajal, por lo que le pidieron a la comunidad que, en caso de reconocer la participación del docente en otros hechos delictivos, se instaure la denuncia correspondiente para fortalecer los procesos en su contra.

Image
La opinión
La Opinión