Escuchar este artículo

Dos muertos, tras el robo de un ventilador

Sábado, 30 de Noviembre de 2019
El sonido de seis balazos despertó a los residentes del barrio Comuneros.

Haber presuntamente hurtado un ventilador del balcón de una casa en Comuneros, fue la antesala de la muerte de dos hombres. El viernes, nadie en ese barrio de la ciudadela Juan Atalaya dijo conocer al responsable del doble crimen. Solo manifestaron que el sonido de seis balazos, los despertó.

A las 2:00 de la mañana del viernes,  Martín Labrador Guerrero, de 31 años y Luis Fernando Forero Eslava, de 22, caminaban por la calle 5 con avenida 5  cuando de repente un testigo se percató de que ambos sacaron un ventilador (viejo y dañado) de una casa y, una vez cometido el hurto, caminaron sin afán unas seis cuadras.

Ocho minutos después ocurrió el ataque a bala.

“Fue en la avenida 11, donde escucharon seis detonaciones, luego de eso los dos hombres caen al suelo y como uno de ellos (Forero) aún tenía signos vitales dan aviso a la Policía, por lo que una vez llegan los uniformados, le brindan los primeros auxilios y lo remiten al hospital Erasmo Meoz”, dijo una fuente judicial.
Forero recibió un impacto de bala en el abdomen y otro en el pecho. Pese a los esfuerzos médicos no sobrevivió.

Por su parte, Labrador quedó tendido bocabajo sin vida en el andén de una vivienda donde en el garaje funciona una peluquería.

“Averiguamos que ellos (las víctimas) son señalados por ser reconocidos consumidores de estupefacientes y de caminar siempre en horas de la madrugada y llevarse todo a su paso:  gorras, tenis, ropa o cualquier objeto que pudieran sacar de los porches de las casas”, añadió la fuente judicial.

La Opinión conoció que ambos hombres vivían en el barrio Claret. 

Le puede interesar Murió tras ser arrollado por un camión, en la vía Pamplona-Cúcuta

¿Quién les disparó?

Las autoridades tendrán que revisar los videos de las cámaras de seguridad del sector cercano a la escena del crimen, con esto podrán determinar quién es el responsable del ataque a bala de los dos presuntos ladrones y consumidores.

Los investigadores judiciales de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho)  hallaron seis vainillas calibre 9 milímetros, dos cartuchos y tres impactos de bala en las paredes de las casas aledañas al doble crimen.

Ni los vecinos ni las autoridades saben sobre quién pudo haber cometido este hecho violento. 

“Estábamos durmiendo. No vimos nada”, dijo ayer un vecino del sector,  y agregó que están cansados de los constantes robos y hurtos que se cometen a diario.

“La Policía debería hacer más presencia, así es que se evitan los robos y los hechos lamentables”.

Más de las víctimas

“A uno de los dos, le figuran dos anotaciones del 2003 por violencia intrafamiliar y contra un menor de edad. Se trataría de Martín Labrador, quien para ese entonces era un adolescente. Del otro hombre no tenemos anotaciones ni antecedentes”, añadió la fuente.

Image
La opinión
La Opinión