En firme, sentencia contra los hermanos Peñaranda

Jueves, 25 de Enero de 2018
Por el plagio de la hija del director de la UNP.

Este jueves, ante un juzgado especializado de Cúcuta quedó en firme la sentencia en contra de José Wilmar Peñaranda Peñarada y sus hermanos Oscar Eduardo y Diego Armando, quienes aceptaron haber secuestrado a la hija del director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Diego Fernando Mora, la tarde del jueves 4 de junio de 2015.

Tanto el abogado que representa a la familia de la niña como el delegado de la Procuraduría expresaron ante el estrado estar conformes con el preacuerdo firmado entre los Peñaranda y la Fiscalía, que contempló una pena de 19 años de prisión y una multa de 8.437 salarios mínimos legales mensuales vigentes a favor del Estado.

Los tres hermanos  reconocieron haber firmado el preacuerdo, de manera libre, consciente y voluntaria, acogiéndose a la terminación anticipada del proceso.

Para dosificar la condena, el ente investigador partió la pena mínima del delito más grave, en este caso secuestro extorsivo agravado, y le sumó 12 meses por porte ilegal de armas agravado.

La Fiscalía tuvo en cuenta que los secuestradores  entregaron a la niña antes de 15 días y sin lesiones. Además que no recibieron dinero por su liberación, como lo aseguró en reiteradas ocasiones el padre de la menor (circunstancias que se convierten en un atenuante y reduce la pena hasta la mitad).

El preacuerdo no contempló beneficios (como casa por cárcel) por tratarse de un delito cometido contra una menor de edad.

Por esta vía de negociación con el ente investigador, los secuestradores evitaron ir a un juicio oral con el debido debate probatorio y de ser hallados culpables la pena podría alcanzar los 40 años de cárcel.

A la audiencia en el Palacio de Justicia de Cúcuta, asistieron los Peñaranda, custodiados por guardias  del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), así como la esposa de Diego Mora y madre de la pequeña plagiada, quien al término de la misma, evitó entregar declaraciones a la prensa.

Los condenados fueron trasladados a la cárcel de Cúcuta, donde deberán empezar a pagar la pena impuesta, descontando los días que llevan presos desde que fueron aprehendidos.  

Las detenciones

Las capturas de los hermanos se produjeron en la ciudadela La Libertad, donde fueron ubicados José Wilmer y Diego Armando. Entre tanto, en un allanamiento realizado en la finca Los Avestruces, ubicada en la vereda El Palmar (Villa del Rosario), fue capturado Óscar Eduardo.

                   José Wilmar Peñaranda Peñarada, Oscar Eduardo y Diego Armando.

Daniela Mora fue secuestrada cuando salía de un instituto de enseñanza de matemáticas y español, a través de un método japonés, ubicado en el barrio Ceiba II de Cúcuta.

Como de costumbre, el conductor de la familia Mora llegó a recoger a la menor en el centro de enseñanza. Sin embargo, en las cámaras de seguridad del sector quedó grabado el momento en el que un hombre de contextura gruesa, que había rondado el lugar una hora antes, se acercó al carro y 13 minutos después, cuando la menor salió del instituto y se montó al vehículo, se marchó con ella y el conductor.

A través de la señal del GPS del celular de la niña, las autoridades siguieron su rastro hasta el municipio de San Cayetano.

El sábado 6 de junio la menor fue dejada en libertad tras la presión de las autoridades. La niña se reencontró ese día con su papá en Cornejo, cerca de las 3:00 de la tarde.

Durante los allanamientos las autoridades encontraron un revólver, una hamaca y un toldillo tipo militar, y cuatro fajos de billetes de $50 mil, que en total sumaban $17,5 millones.

“Las cintillas de los fajos de billetes tenían sellos de una entidad bancaria y aseguraban que fueron retirados el 5 de junio”, dijo entonces la fiscal del caso.

Image
La opinión
La Opinión