Escuchar este artículo

Hombre condenado a 21 años de prisión por llevar 2.7 toneladas de marihuana

Viernes, 19 de Julio de 2019
Cruzó buena parte del país ingresando a Norte de Santander por Ocaña.

El Juzgado Segundo Especializado de Cúcuta condenó a José Alonso Caballero Amado a 21.3 años de prisión por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, agravado.

Caballero Amado fue detenido en mayo de 2013 llevando 2.714 kilogramos de marihuana, camuflados en un camión que transportaba corozo (fruto de palma africana que se cultiva en El Catatumbo) en tránsito por el corregimiento de Petrolea (Tibú). 

La droga, al parecer, procedente del municipio de Corinto (Cauca), cruzó buena parte del país ingresando a Norte de Santander por Ocaña y continuaría la ruta hacia los corregimientos de Astilleros (El Zulia), Petrólea (Tibú) y Venezuela. 

Según informaciones de inteligencia, la droga tendría como destino final las islas del Caribe para el narcoturismo, que es una corriente turística en la que las personas que visitan una zona específica lo hacen con la intención de adquirir y consumir drogas. 

Para ingresar a Venezuela, la marihuana cruzaría por trochas, evitando los pasos fronterizos controlados por la Policía y la Guardia Nacional en Puerto Santander y los municipios venezolanos de Ureña y San Antonio. 

Tras su detención, Caballero Amado fue presentado ante un juzgado de garantías que legalizó su captura y le impuso medida de aseguramiento en prisión, mientras avanzaba el juicio en su contra. El hombre no aceptó los cargos. 

Una vez fueron expuestos los materiales probatorios tanto de la Fiscalía como de la defensa de José Alonso Caballero, el juzgado lo encontró responsable del delito imputado por el ente investigador, siendo agravado por la cantidad de droga que llevaba.

Esta sentencia, de primera instancia, fue apelada por la defensa del procesado y corresponderá al Tribunal Superior de Cúcuta ratificarla, modificarla o revocarla.  

DEA 

Para el 2013, seis años atrás, el coronel Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana, señaló que el operativo fue desarrollado por efectivos de la Compañía de Antinarcóticos de la Región de Policía Número Cinco, en coordinación con la Administración de Cumplimiento de Leyes sobre las Drogas (DEA), que le seguían la pista al cargamento de la marihuana, valorado en el mercado internacional en $8.000 millones.

En esta ocasión, los traficantes aprovecharon a un conductor que diariamente transita con el producto por esta vía.

El hombre manejaba un camión Ford 600, placa ITJ- 769, interceptado en la ruta que conduce de Petrolea al corregimiento de Campo Dos. 

“Al inspeccionar la carga, se hallaron camuflados en su interior 60 bultos. Cada uno, contenía 50 paquetes envueltos en cinta adhesiva”, señaló el oficial. 

Según el coronel Rodríguez, el cargamento pertenecería a una organización narcotraficante que delinquía en asocio con las (extintas) Farc.

Image
La opinión
La Opinión