Escuchar este artículo

Hombre suma segunda pena por porte ilegal de armas

Jueves, 3 de Septiembre de 2015
Hernán Martínez fue sentenciado a 69 meses de cárcel por el mismo delito por el que pagaba 5 años de prisión.

Hernán Mauricio Martínez Zúñiga no aprendió la lección. Aún cuando gozaba del beneficio de detención domiciliaria tras ser condenado por porte ilegal de armas, volvió a delinquir. Ahora, un juez especializado de Cúcuta lo sentenció a 69 meses de cárcel que deberá cumplir en una prisión.

Martínez Zúñiga, de 28 años, fue capturado en diciembre de 2011 en el barrio Santander requerido por hurto calificado y porte ilegal de armas.

Sin embargo, con el brazalete electrónico de vigilancia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y alejado de su domicilio, donde debía pagar la condena impuesta (5 años y 4 meses), personal de la Policía Metropolitana lo volvió a capturar el 2 de julio de 2014, en el barrio San José, cuando se desplazaba en una motocicleta.

Al notar la presencia policial, el hombre descendió de la moto y prosiguió su camino a pie, lo que encendió las alarmas de los uniformados.

“Al ver a los policías dejó abandonado el vehículo, emprendiendo la huida y arrojó un objeto negro en el portón de un inmueble. Al ser capturado, manifestó que no lanzó nada. Los uniformados, al verificar, encontraron una granada gris con negro con la espoleta de seguridad. Hechos por los cuales fue capturado y después de serle leídos sus derechos”, señaló en su reporte la Fiscalía.

Según la Policía, dicha motocicleta Yamaha BWS, roja, aparecía como hurtada en enero de se año.

Martínez Zúñiga fue presentado ante el Juzgado Tercero Penal Municipal, con función de control de garantías, que legalizó su captura y le impuso medida de aseguramiento en prisión sin que se allanara a los cargos que le imputó la Fiscalía por fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso restringido y privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos, y receptación (por llevar la moto robada).

Preacuerdo

En vista de los antecedentes penales y la captura en flagrancia, portando el elemento explosivo, Martínez Zúñiga prefirió negociar con la Fiscalía el 2 de junio de este año.

El procesado llegó a un preacuerdo que consistió en aceptar los cargos a cambio de degradar su conducta delictiva de autor a cómplice, lo que le significó una considerable rebaja en la pena, y se acogió a sentencia anticipada.

“Los elementos materiales probatorios son suficientes para demostrar, más allá de toda duda razonable, la conducta que realizó Martínez Zúñiga. Además, él lo admitió al aceptar su responsabilidad”, señaló el Juzgado al aceptar dicho preacuerdo.

Martínez Zúñiga fue condenado, esta vez, sin beneficios de casa por cárcel o suspensión condicional de la ejecución de la pena; también deberá pagar una multa de 7 salarios mínimos legales mensuales vigentes a favor del Estado.

Así las cosas, el condenado deberá permanecer en prisión 5.7 años, que se suman a lo que le resta de la pena anterior. Hernán Mauricio quedó a disposición del Inpec y fue trasladado a la cárcel de Cúcuta.

La procedencia o destino de la granada no fueron materia de debate probatorio.

 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda