Identificaron al hombre asesinado en vía a Tibú

Jueves, 30 de Julio de 2020
Familiares de Crispín Castro creen que su muerte ocurrió en medio de un robo.

El dolor que tuvo Crispín Castro Reatiga, cuando su hija, de 17 años, murió en un accidente de tránsito lo llevó a  tatuar su rostro y su nombre en el antebrazo izquierdo, como recuerdo de ese amor incomparable. Además, por el último deseo que ella tenía de poder dibujar su piel.

Él fue asesinado la mañana del martes en la vía que conduce a la vereda La Llana, de Tibú, y precisamente este tatuaje sirvió para que sus dolientes lo identificaran.

Castro, oriundo de Santa Marta (Magdalena), era el menor de 12 hermanos. Se caracterizaba por ser un hombre servicial, de buen humor, carismático y luchador.

Entre los familiares de la víctima ronda el dolor y el rechazo por el crimen, al que no le encuentran explicación y creen que fue producto de un robo.

“Los vecinos están sorprendidos con esta noticia, porque él los ayudaba y le gustaba colaborarle mucho a la gente”, dijo el hermano. La moto Yamaha FZ y unos 2 millones de pesos no le aparecieron.

Image
La opinión
La Opinión