Escuchar este artículo

Murió el policía que fue apuñalado por la pareja de una mujer

Miércoles, 23 de Diciembre de 2020
El patrullero Mario León fue agredido, tras llegar a la casa en donde vivía la fémina, quien fue golpeada por el hombre.

El patrullero de la Policía Metropolitana de Cúcuta, Mario Enrique León Cacua, no pudo seguir luchando por su vida, luego de ser apuñalado por Félix Manuel Rivero Goitia, la mañana del domingo.

La mortal historia se inició la noche del sábado, cuando León, aprovechando su descanso, salió a tomar licor con un primo, por lo que, en medio de la noche de rumba, buscaron a una mujer en el barrio El Callejón.

La mujer los acompañó durante toda la noche y la madrugada, pero sobre las 11:00 de la mañana, León y su familiar fueron a llevar a su acompañante hasta su casa ubicada en el barrio Loma de Bolívar, cuando ocurrió el ataque.

Según se conoció, Rivero Goitia, quien es la pareja sentimental de la mujer, la golpeó por haber llegado al día siguiente a su casa, por lo que el uniformado intervino para evitar que siguiera agrediéndola, convirtiéndose en el blanco del atacante.

Rivero apuñaló dos veces al policía en el pecho y en el ojo, lo que le causó una grave lesión en su cabeza, que lo mantuvo en grave en su estado de salud hasta la mañana de ayer, que finalmente murió en una clínica.

Se conoció que en medio del ataque, el agresor se intentó esconder en una vivienda del barrio Carora, pero gracias a las labores de seguimiento de una patrulla de la Mecuc, lo ubicó y con el consentimiento de los habitantes ingresó y fue detenido en flagrancia.

Aunque el autor del ataque inicialmente enfrentaba un proceso judicial por tentativa de homicidio, ahora deberá responder por el crimen del patrullero que tenía 14 años de servicio en la institución policial.

 “Se encontró con elementos que lo señalaban como partícipe del hecho. Se estaba quitando la ropa, pero sus brazos estaban cortados producto de la agresión”, dijo una fuente judicial.

Rivero Goitia quedó a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía y luego de ser escuchado en audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, un juez de control de garantías lo envió a la cárcel para que responda ante la justicia.

El coronel José Luis Palomino López lamentó la situación e invitó a la comunidad a respetar las medidas sanitarias y a permanecer en casa.

Otro ataque

La noche del domingo, se produjo otro ataque contra el intendente Rodolfo Manrique, en la avenida 20C con calle 23, del barrio Nuevo Milenio, cuando la Policía llegó a este lugar a hacer cumplir la medida de toque de queda impuesto por la Gobernación y la Alcaldía de Cúcuta.

En ese momento, Luis Eduardo Barón Herrera, como fue identificado el presunto agresor, atacó al suboficial con un machete, ocasionándole una herida abierta en la mano izquierda, además de una fractura en la muñeca.

El policía tuvo que ser trasladado de inmediato a la clínica San José, donde recibe atención médica.

El coronel Palomino aseguró que se intensificarán las medidas de control, especialmente en las fiestas decembrinas, para contrarrestar los contagios de la COVID-19, así como los hechos delincuencias que afecten la tranquilidad y seguridad de los habitantes de Cúcuta y el área metropolitana.

Image
La opinión
La Opinión