Escuchar este artículo

No alcanzó a llegar vivo a centro médico en Atalaya

Viernes, 16 de Junio de 2017
Jhon Jairo Carrascal Vergel actualmente tenía casa por cárcel; además, una sentencia condenatoria por extorsión.

Los habitantes y transeúntes que pasaban por la Unidad Básica de Comuneros de la ciudadela Juan Atalaya, a las 4:00 de la tarde de ayer, vieron cómo en medio de la desesperación del acompañante de Jhon Jairo Carrascal Vergel, no se pudo hacer nada para salvarle la vida.

Carrascal fue atacado con al menos seis disparos en el sector occidental del Anillo Vial, a la altura de la entrada al corregimiento Carmen de Tonchalá cuando iba saliendo de su negocio ubicado en el sector, a bordo de una camioneta marca Toyota Runner colombiana, de placas CPG-659.

Según se conoció, un hombre que se movilizaba en una motocicleta hizo que el vehículo detuviera la marcha, llamó por el nombre a la víctima y luego de una conversación, le disparó en el costado derecho y en un hombro. Al parecer, otros pistoleros estaban en otra moto en el lugar.

El conductor, quien sería empleado de Carrascal, trasladó al comerciante hasta el centro médico en Atalaya, adonde llegó sin vida, sin que los médicos le pudieran brindar los primeros auxilios.

Miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) practicaron la inspección y el levantamiento del cadáver.

El comandante de la Mecuc, coronel Javier Barrera, aseguró que Carrascal actualmente tenía casa por cárcel; además, una sentencia condenatoria por extorsión del 30 de septiembre de 2011.

La víctima era dueña de un parqueadero y un hotel en el Anillo Vial Occidental. Por ahora, se adelantan las investigaciones.

Image
La opinión
La Opinión