Escuchar este artículo

Pácora estaría entre la vida y la muerte

Miércoles, 7 de Agosto de 2019
Quienes acompañaban al cabecilla se lo llevaron rápidamente, evitando que lo capturaran.

Aunque el martes el Ejército mantenía hermetismo sobre la operación que desarrollaron soldados de la Segunda División contra Los Pelusos, en zona rural de Sardinata, extraoficialmente se conoció que en medio de esta ofensiva, habría resultado gravemente herido Luis Antonio Quiceno Sanjuan, Pácora, máximo jefe de esa organización criminal.

Según una fuente judicial, un francotirador lo impactó en dos oportunidades dejándolo agonizante.

Sin embargo, quienes acompañaban al cabecilla se lo llevaron rápidamente, evitando que lo capturaran.

“Luego de los disparos del francotirador, se desencadenó un enfrentamiento, donde habrían muerto otros tres integrantes de Los Pelusos”, señaló otra fuente que pidió no ser identificada.

Aunque el sector que está cerca al corregimiento Las Mercedes fue rodeado por personal y aeronaves del Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), no hallaron ningún rastro de Quiceno Sanjuan.

“Se conoció que Pácora estaba muriendo, por la interceptación de unas comunicaciones. Esos delincuentes comenzaron a pedir ayuda para atender al cabecilla, pero aunque se buscó por toda la zona, no se encontró nada”, agregó.

El general Mauricio Moreno, comandante de la Segunda División del Ejército, aseguró que no podía entregar detalles de la operación.

“Nosotros estamos haciendo operaciones constantes en todo el Catatumbo”, indicó, sin más detalles.

Iba a cometer homicidios 

Los militares lograron establecer que Pácora salió de su escondite, ubicado por San Pablo (Teorama), porque se enteró de que en Las Mercedes (Sardinata) se estaba moviendo un grupo de hombres sin sus órdenes y que estaría encabezado por el Grillo.

“Pácora iba en busca de esos hombres que ya no quieren estar bajo su mando, para enfrentarlos y matarlos a todos. La información la conoció inteligencia militar, pero la manejaron por Bogotá, por miedo a que se filtrara”, contó otra fuente extraoficial.

Una vez se enteraron del movimiento de Quiceno, el Ejército organizó el operativo desde la semana pasada para ejecutarlo en la madrugada del martes.

Image
La opinión
La Opinión