Escuchar este artículo

Pendiente captura de mujer que secuestró a un bebé en Cúcuta

Lunes, 25 de Febrero de 2019
En video quedó registrado el momento en que la sospechosa abordó un taxi con el pequeño.

Miembros del Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal (Gaula) de la Policía Metropolitana de Cúcuta avanzan en una rigurosa investigación para recopilar las pruebas y tramitar una orden de captura contra la mujer que secuestró a un bebé en Cúcuta.

Aunque las autoridades lograron recuperar al menor en Bogotá, en un tiempo récord de seis horas, no pudieron detener a la mujer, porque no hubo flagrancia.

Algunos videos de cámaras de seguridad registraron el momento en que la sospechosa, en compañía de un hombre, abordó un taxi con el pequeño, de 6 meses en sus brazos, con rumbo a la Terminal de Transportes para posteriormente tomar un bus con destino a la capital del país.

El rapto del menor se registró en la tarde del sábado, en el barrio Chapinero de la ciudadela Juan Atalaya.

El Gaula de la Policía conoció el secuestro el domingo, a la 1:30 de la tarde, y de inmediato se desplegaron las labores de inteligencia y de búsqueda del niño.

En medio de la presión de las autoridades, debido a la articulación de la Policía entre Cúcuta y Bogotá, un hombre se acercó a un Comando de Atención Inmediata (CAI) en el sur de la  capital y aseguró que su pareja había viajado embarazada y de repente apareció en su casa con un bebé de seis meses, que no era su hijo.

En ese momento, la Policía ‘ató los cabos’ y recuperó al bebé secuestrado con la ayuda del denunciante.

Le puede interesar Venezolano fue asesinado a bala en Trigal del Norte

Drogó a la mamá

Según las investigaciones de la Policía, la sospechosa drogó a la mamá del bebé (una adolescente venezolana de 14 años), al parecer, con escopolamina, para obligarla a ir a un médico, mientras que ella se ofreció a cuidar al infante. 

“Cuando los papás del menor llamaban al celular a la mujer, se dieron cuenta de que les cambiaba las versiones del lugar donde se encontraba y luego ya no contestaba, por lo que decidieron informar a las autoridades”, explicó una fuente judicial.

La sospechosa se ganó la confianza de los papás, ofreciéndole un trabajo a la mamá con el fin de ayudarla.

Según se conoció, la mujer de 35 años había perdido un embarazo hace tres meses, por lo que secuestró al bebé con la intención de hacerlo pasar  como su hijo biológico.

Image
La opinión
La Opinión