Por una máquina de peluquería, lo mató un inquilino

Domingo, 28 de Julio de 2019
Jorge Hernando había decidido ayudar a los migrantes venezolanos que llegaban a su puerta.

Jorge Hernando Gómez Colmenares, de 58 años, arrendaba tres de las habitaciones que quedaban libres en su casa. Sus arrendados eran migrantes venezolanos, que han salido de su país en busca de mejores oportunidades. Pero, esta mano amiga terminó en tragedia.

Miriam Yudith, esposa de  Jorge Hernando, señaló que en la vivienda, ubicada en la avenida 12  entre calles 5 y 6 del barrio Loma de Bolívar, sector El Paraíso,  habitaban varios  extranjeros, que pagaban con lo que tuvieran la noche, pues no tenían una cifra establecida. Los inquilinos no permanecían por mucho tiempo, pero llegaban otros. 

El sábado a las 9:00 de la noche, todo transcurría en calma hasta que un reclamo, que fue subiendo de tono, se convirtió en una pelea con uno de los inquilinos, conocido como Ozuna.    

“Un inquilino venezolano empezó a reclamarle a mi esposo que en el bolso le hacía falta una máquina de peluquería. Entonces, yo le dije que si se la robaron fueron los mismos amigos con que andaba (…) Nosotros éramos incapaces de tomar algo que no fuera nuestro”, señaló la mujer.

La discusión se dio frente a la puerta de una de las habitaciones en el corredor principal de la casa y como testigos estaban los demás inquilinos, entre ellos menores de edad.  

El reclamo llegó al punto de que el venezolano le exigió a Jorge Hernando que tenía que pagarle la máquina y entonces tomó el cuchillo y lo atacó en presencia de Miriam Yudith. Al parecer, también se habló del cobro del arriendo.

“Lo apuñaló varias veces, le dio en el corazón. Entonces, yo intercedí y  me cortó en el brazo izquierdo. Después el hombre salió corriendo con varios amigos”, señaló la compañera, sobre aquel momento en que ella le gritaba para que se detuviera y no lo matara.

Jorge Hernando, nacido en Cúcuta, quedó tendido en el piso del patio. La muerte fue fulminante.

El agresor 

En la huida, el agresor quedó grabado en una cámara del barrio, junto a los sujetos que le sirvieron de cómplices, quienes son buscados por las autoridades.

Sobre el agresor se conoció que, al parecer,  trabajaba en el centro comercial Las Mercedes, ubicado en el barrio El Callejón, como empleado.

El coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, lamentó el hecho e informó que la Alcaldía de Cúcuta está ofreciendo $5,0 millones para quien entregue información que lleve a su captura.

“Jorge Hernando era el compañero de toda mi vida, nos conocimos en Caracas. Yo soy barranquillera y él cucuteño. Pero, teníamos mucha relación con Venezuela, de donde yo me vine hace 3 años”, agregó la mujer, con quien quedó un hijo, de 24 años.