Escuchar este artículo

Recapturan a dueño de empresa de vigilancia

Sábado, 15 de Septiembre de 2018
Tenía su casa por cárcel tras serle revocada la medida de aseguramiento en prisión.

Luis Arturo Rodríguez Ramírez fue recapturado en el departamento del Cesar, donde presuntamente tenía negocios de descanso campestres y pretendía evadir el proceso penal en su contra por el presunto intento de homicidio de su exempleada  Irma Milena Largo Leal, ocurrido el 29 de marzo de 2016.

Según se conoció, Rodríguez Ramírez, propietario de una empresa de vigilancia en Cúcuta  y conocido como Luis Capricornio, tenía su casa por cárcel tras serle revocada la medida de aseguramiento en prisión, donde estuvo por varios meses, mientras avanzaba el juicio en su contra.

Este hombre fue detenido en junio de 2016 en la empresa de vigilancia ubicada en el barrio Caobos, tras ser delatado por el sicario que presuntamente contrató para asesinar a la mujer que sobrevivió.

Le puede interesar Extorsionaba a su cuñada con pretensiones sexuales

El sicario identificado como Miguel Ángel Polo Freile, Betún, le contó a las autoridades, que Rodríguez le pagó $5 millones para asesinarla en su casa, ubicada en el barrio Senderos de Paz (Villa del Rosario). Por estos hechos, Polo fue condenado a 10 años de prisión.

¿Cómo fue?

Según relató la Fiscalía, ese día, hacia las 11:30 de la noche, Betún tocó a la puerta de la casa de la mujer, de 32 años, pero cuando ella abrió, de inmediato conoció a su verdugo.

Tras confesarle que quien lo contrató para matarla fue Rodríguez Ramírez, le disparó a la cabeza. Antes de escapar, Betún quiso rematarla, pero el arma de fuego se le encasquilló y tuvo que huir del sector.

Irma Milena trabajó por varios años como asistente en la empresa de vigilancia. Pero, para la época de los hechos, ella había renunciado para irse a otra compañía de seguridad.

La víctima le dijo a las autoridades que Luis Arturo la amenazó porque, supuestamente, trató de quitarle algunos contratos que estaba a punto de firmar y por habérsele llevado los vigilantes. Eso lo tenía molesto.

Por ahora, Rodríguez Ramírez es presentado ante un juez de Cúcuta que definirá una nueva medida de aseguramiento.

Image
La opinión
La Opinión