Escuchar este artículo

Se hizo una buena gestión: coronel Palomino

Domingo, 3 de Enero de 2021
El coronel José Luis Palomino López entregará el mando de la Policía en Cúcuta.

El coronel José Luis Palomino López recibió el comando de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) el 28 de febrero de 2019. El oficial asegura que laboró en esta unidad bajo aprendizajes y estrategias que le permitieron extender su “sapiencia institucional”.

Palomino resaltó su dedicación para focalizar los esfuerzos y golpear a las estructuras criminales que azotan a las zonas urbanas y rurales de Cúcuta, generando homicidios por cuenta de la lucha por el control de territorios para generar ganancias por medio del narcotráfico y el cobro de extorsiones.

Pero pese a esa entrega que señala haber dado el comandante de la Mecuc, hay personas que manifiestan que en Cúcuta no se vio ese buen trabajo.

Sin embargo, el coronel Palomino considera que la llegada del general Óscar Antonio Moreno a dirigir la unidad que él deja, brindará más experiencia y orientación por ser un oficial insignia de la institución.

Precisamente, La Opinión conversó con el coronel José Luis Palomino sobre su gestión en el comando de la Policía en Cúcuta durante casi dos años.

¿Cómo define su gestión de seguridad en su paso por el comando de la Policía Metropolitana de Cúcuta?

Excelente. La parte administrativa se creció en más de un 80 por ciento en el recurso asignado para la Metropolitana de Cúcuta. Entre la gestión está la firma de la construcción del distrito de Policía en La Parada, de Villa del Rosario. 

Se recuperaron seis casas fiscales que estaban destruidas. Se hace mantenimiento general a las instalaciones del comando que tenía techos de más de 30 años. También se logra tener al policía más cercano, más función con el ciudadano, tenemos 92 grupos de WhatsApp en comunicación directa con líderes y ciudadanos en cada cuadrante. Por la bondad de nuestros policiales, los hechos delincuenciales no han sido mayores.

¿Cuáles fueron los retos que se trazó como comandante y cuántos de ellos se cumplieron?

Todos los retos se cumplieron. En este momento de pandemia dejamos a nuestros policías bioseguros. Se dejó una compra de tapabocas hasta marzo, ya tienen asegurados dos diarios, es un número de 2 millones de tapabocas comprados. Nuestros policías tienen garantizados 20 litros de alcohol, se han entregado 4 litros de gel a cada uno, abundante amonio cuaternario, hay lavamanos instalados. En la clínica de la Policía proyectamos que tenga Urgencias, hospitalización, la Casa Médica, y que mejoren las condiciones de médico en casa.

En seguridad, se logró que Fonsecon (Fondo de Seguridad y Convivencia Ciudadana) cofinanciara con la Alcaldía de Cúcuta, la compra de más de 300 motocicletas.

¿Qué estrategias fueron las que mejor resultados le dieron atacando a la delincuencia?

Escuchar al policía. Empezamos construyendo el inventario de quiénes son los contraventores penales más reconocidos, escuchamos a nuestros policías para saber cuáles son las estructuras criminales que se dedican a afectar la vida y tranquilidad de nuestros ciudadanos y así se logró tener un perfecto instrumento de recolección de información para el servicio. 

Así identificamos al Tren de Aragua, que en junio del año pasado no se sabía que existía y una vez se conoció, se judicializa y se saca de Colombia. De igual forma, La Línea, con 79 capturados, deja de ser el terror. Se logra judicializar a Los Rastrojos, todos los días hubo resultados importantes con nuestra Operación Esparta, les incautamos 45 fusiles y desarrollo permanente en sectores rurales. En julio hubo una situación compleja de homicidios en el área rural, pero en agosto, septiembre y octubre, con las capturas e incautación de material de guerra llega la tranquilidad.

A pesar de que usted dice que algunos delitos se disminuyeron, la percepción de inseguridad en Cúcuta es alta. ¿Qué mensaje les envía a los cucuteños y a sus detractores?

Aquí no podemos hablar de detractores, no hay enemigos del coronel Palomino. Por el contrario, hay personas que con el consejo y la observación a tiempo nos han permitido seguir creciendo para consolidar la seguridad y convivencia. Hay palabras complejas como percepción, una cosa es sentirse seguro y otra estar seguro. Puede estar seguro, pero por temas de modo, tiempo y lugar no se siente seguro.  Ver un habitante de calle nos puede generar percepción de inseguridad.

El único delito que pasó al alza fue el homicidio y el hurto a un banco con un caso. De resto, todos los delitos fueron en absoluta reducción. Lamentablemente murieron 57 personas en medio de las confrontaciones entre el Eln y Rastrojos.

¿Cree que cumplió con todos los objetivos durante estos años?

Siempre hace falta algo, pero mi percepción personal es que se hizo una muy buena tarea con todos los integrantes de la Policía Metropolitana de Cúcuta. Es pertinente dejar una línea a mi general Moreno (comandante entrante), de la experticia de estos dos años, que mi general con su sabio saber y entender las irá a evaluar. Pero manifestarles que siempre hace falta algo y nuestro compromiso es seguir mejorando.

¿Qué recomendación le daría al nuevo comandante?

Continuar con el apoyo permanente a nuestros hombres, el apoyo es fundamental. También hay que escuchar a la ciudadanía en general, ya que los cucuteños son muy a fin a contar lo que ha sucedido y lo que está sucediendo y esto es muy importante.

¿Cuántas bandas criminales hacen falta por desarticular?

Más que bandas que hagan falta por desarticular, es prevenir el crecimiento de las que ya fueron judicializadas. Hay que evitar que el Tren de Aragua tome fuerza, que La Línea genere algún outsourcing con estructuras criminales del centro de Cúcuta. Evitar que Pelusos y Clan del Golfo, se vinculen con estructuras como la de ‘Ñuñú’, ‘Mamel’, ‘Porras’, que están en la cárcel, pero siguen delinquiendo desde allí.

¿Cuál es la razón para que los homicidios aumentaran?

Hay un análisis inicial y es la confrontación entre estructuras criminales. La otra es la disputa por la deslealtad en la compra del estupefaciente, esto sería evidentemente por tráfico local de estupefacientes y ajuste de cuentas.
 
El inicio de cada cuatrenio se incrementa los homicidios en Cúcuta, puede ser, porque algunos contraventores penales cumplen sus penas y salen a la libertad. Una de las situaciones es que en 2019 restringimos la salida de venezolanos al centro del país y el año pasado muchos de ellos se quedaron en Cúcuta. Por esto vemos víctimas y victimarios cucuteños. Cúcuta fue el reservorio y evitó que ese delito se dispersara al centro del país.

Los esclarecimientos de los homicidios alcanzaron el 40 por ciento, ¿En qué se falló o qué faltó para completar más crímenes esclarecidos?

El 40 por ciento es un número importante, superior a la media nacional, esto implica que en efecto, se hizo una buena tarea. Se aumentó, se pudo haber perdido, pero hay un aumento importante.

¿Cómo atacó la corrupción interna en la Policía Metropolitana de Cúcuta?

Se logra contrarrestar con un importante avance investigativo para la judicialización de cada uno de los casos donde percibimos la presencia de un integrante de la Policía corrupto. El mayor avance fue la captura de 43 agentes corruptores. Estas personas estarían buscando más policías para corromperlos y pretendían que los ayudaran en sus actividades delictivas.

¿Cómo fue el balance del apoyo con la Alcaldía de Cúcuta?

El primer año con el exalcalde César Rojas fue un avance importante de coordinación. Asimismo, con el alcalde Jairo Yañes fue una coordinación dinámica, muy acertada. Las dificultades propias de un inicio de cuatrenio, pero ya vemos un total compromiso, trabajo permanente con la Secretaría de Seguridad y Convivencia. Los dos años, cada uno con su estilo, pero con una armonía total y perfecta.

Image
La opinión
La Opinión