Escuchar este artículo

Tres disparos acabaron con la vida de un hombre en El Zulia

Sábado, 4 de Noviembre de 2017
El pistolero no tuvo ningún inconveniente en entrar a la casa de Eliud Díaz Sanmartín para acabar con su vida.  

El homicida de Eliud Díaz Sanmartín aprovechó que minutos antes la víctima entró a la casa de su suegra y dejó abierta la puerta principal, para ingresar a la vivienda y matarlo de tres disparos en el patio.

El crimen ocurrió ayer a las 9:00 de la mañana, en la calle segunda con avenida tercera del barrio La Milagrosa de El Zulia.

El pistolero llegó en una motocicleta venezolana marca Bera Socialista roja, en compañía de una mujer, se bajó y se acercó a la casa a preguntarle a la pareja de Díaz en dónde estaba él.

En ese momento, el agresor se percató de que su objetivo estaba en el patio de la casa, por lo que no dudó en entrar y dispararle en la cabeza, un brazo y en la espalda, causándole la muerte de manera inmediata.

Mientras Eliud caía al piso, el homicida se regresó corriendo y emprendió la huida con su cómplice en la moto.

Le puede interesar: Balacera en medio de un atraco en la calle 17

Sin embargo, en una oportuna reacción de los uniformados de la estación de El Zulia de la Policía Metropolitana de Cúcuta, fue capturada la mujer que participó en el crimen, quien al parecer, era la que conducía la motocicleta mientras el hombre cometía el homicidio.

Según se conoció, la detenida fue sorprendida con unas notas de voz relacionadas con el reciente homicidio.

Entre tanto, el pistolero alcanzó a huir en un taxi sin dejar ningún rastro.

Díaz Sanmartín, de 32 años, nació en Lejanías (Meta) pero también tenía nacionalidad venezolana. Tenía un hijo y, al parecer, trabajaba en Tibú.

Ayer, había planeado reunirse con algunos familiares para ir de paseo al río, pero la muerte se le atravesó.

Miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía practicaron la inspección en la escena del homicidio y el posterior levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta.

Los vecinos del sector que se aglomeraron alrededor de la casa donde ocurrió el crimen solo observaban el procedimiento de las autoridades, sin entregar mayores detalles del hecho.

Díaz tenía una camioneta colombiana marca Toyota Runner, sin embargo, dentro del vehículo fue hallada una placa venezolana.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que se adelantan las verificaciones con las autoridades de Venezuela para establecer si la víctima tendría algunos problemas judiciales en el vecino país.

Asimismo, dijo que avanzan las investigaciones para esclarecer los móviles del crimen en esta zona del área metropolitana. 

 

 

 

Image
La opinión
La Opinión