Escuchar este artículo

‘El desafío’ que cumplió Vanessa Torres

Sábado, 8 de Mayo de 2021
La modelo y presentadora cucuteña está agradecida con Dios por participar en este reality, en el que siempre soñó estar. Su espontaneidad, alegría y valentía, se vieron reflejadas.

Su vida está en un momento de felicidad plena que se hace evidente cuando habla de todo lo bonito que la ha pasado en su vida: es modelo, abogada, presentadora, mamá, empresaria y recientemente representó a Cúcuta en el ‘Desafío The box’, concurso del canal Caracol. 

Aunque le faltó mostrar más de su capacidad, Liseth Vanessa Torres Barriga, asegura, que lo poco que vieron los colombianos, fue suficiente para ganarse el cariño y el amor de muchos. No solo su belleza cautivó, ni su esbelto cuerpo, sino demostró su valentía y fuerza en cada prueba.

“El desafío era el reality que siempre visualicé en mi vida y se me hizo realidad”, aseguró Vanessa, de 28 años, quien fue la primera mujer eliminada, luego de que la sentenciaran a una competencia. 

Su equipo Gamma fue castigado por comerse unos cocos durante una celebración y ella fue elegida por sus compañeras para que fuera al ‘desafío a muerte’, y no logró ganar la prueba de difíciles obstáculos. 

Vanessa ha sido modelo en los diferentes eventos de la ciudad y nacionalmente también. Hace seis años inició en la televisión, y su espontaneidad, naturalidad y belleza, la han  destacado  que  ha  recibido  buenas  propuestas  para  trabajar en el exterior como  modelo. 

En entrevista con La Ó habló de su participación en este reality y sus proyectos.

Image
Exparticipante de El Desafío

 

¿Cómo surgió la idea de presentarse en el Desafío?

El Desafío era un sueño que tenía, desde que empezó este reality en la televisión. Los deportes extremos y de alto rendimiento siempre me han gustado y desde hace dos años quería presentarme, pero por asuntos laborales no se me dio. Este año tuve la oportunidad, y no la desaproveché.

¿Qué recuerda de los días que estuvo en el reality?

Fui con la idea de representar a los santanderes, como siempre se ha visto, por regiones. Pero al llegar allá, cambiaron todo. Quería estar con mis cuatro compañeros, representar a mi región, y fue algo fuerte. Pero fue una alegría estar en el desafío.

¿Cuál fue la prueba más fuerte?

La de ‘sentencia, premio y castigo’, donde me fracturé mi costilla al caer de una rampa. Por eso no pude hacer bien la prueba del ‘desafío a muerte’ y fui eliminada, tenía mucho dolor.

En su vida diaria, ¿cuál ha sido la prueba más difícil?

El tiempo. Hago muchas cosas, por mi trabajo, y no le dedico el tiempo suficiente a mi hija, de 7 años.

¿Volvería a participar en ‘El desafío’?

Claro que sí. Es una maravillosa experiencia.

¿Cómo sigue de la costilla?

Gracias a Dios bien, recuperándome.

Los colombianos, que vieron de Vanessa…

Una mujer espontanea, divertida y con actitud positiva.

¿Después de la salida del programa, le ha salido propuestas de trabajo?

Si muchas. He recibido propuestas como modelo para campañas publicitarias.

¿Qué proyectos tiene en mente?

Mientras el desafío está al aire, quiero terminar una especialidad en derecho administrativo que la dejé en la mitad, voy a ejercer mi carrera como abogada, y al mismo tiempo, seguir con mi emprendimiento de tratamientos capilares. Y esperar propuestas que lleguen con el canal.

Para finalizar, ¿qué aprendizaje le dejó la participación en este programa’

El desafío enseña a valorar hasta lo más mínimo de esta vida. La casa, la cama y la comida que a veces se reniega y hay que acostumbrarse a lo que hay. 

Image
Geraldine García