Escuchar este artículo

534.000 muertos por COVID-19 en el mundo, Brasil sigue flexibilizando uso de tapabocas

Martes, 7 de Julio de 2020
La mascarilla no es obligatoria en las hacinadas cárceles brasileñas.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, vetó otros dos artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia de coronavirus, que ya no es más obligatorio en las hacinadas prisiones del país.

El jefe de estado también suprimió la obligación de que los comercios expongan informaciones sobre el uso correcto de los barbijos, según la nueva versión de la normativa publicada en el Diario Oficial de la Unión (DOU).

Bolsonaro ya había vetado el viernes los artículos de la ley, aprobada por el Congreso, que exigían el uso de mascarillas en comercios, fábricas e iglesias. 

Este lunes, la ley redujo aún más su campo de aplicación, al ser suprimido el artículo que preveía el "uso de máscaras de protección individual en establecimientos carcelarios".

Según el gobierno, corresponderá a los estados y municipios adoptar las medidas preventivas relacionadas con las particularidades de cada sector.

El otro veto abrogó un párrafo que imponía a entidades y establecimientos colocar paneles informativos sobre el uso correcto de las máscaras y sobre el número máximo de personas admitidas en cada local.

Varios estados imponen el uso de mascarillas desde hace varias semanas, para combatir la propagación de la COVID-19 que ya provocó casi 65.000 muertes en Brasil.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha minimizado la enfermedad causada por el coronavirus y participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas durante más de tres meses en varios estados.

Una jueza brasileña anuló la semana pasada un fallo que imponía al mandatario de ultraderecha el uso de mascarilla en lugares públicos de Brasilia, por considerarlo innecesario dado que ya es obligatorio en el Distrito Federal.

El sábado, Bolsonaro publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Bolsonaro no infringió la ley dado que se hallaba en una propiedad privada, pero eso no le evitó las críticas de internautas por no dar un buen ejemplo.

Más de 11 millones de contagiados en el mundo

La pandemia de coronavirus ha provocado al menos 534.306 muertos en el mundo desde que China dio cuenta oficialmente de la aparición de la enfermedad en diciembre, según un balance establecido por AFP este lunes en base a fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia, más de 11.471.530 personas en 196 países o territorios contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 5.991.700 se recuperaron según las autoridades.

Esta cifra de casos sólo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a que los países desarrollan políticas de diagnóstico diferentes y  en gran cantidad de países pobres la capacidad de testeo es limitada.

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a principios de febrero, asciende a 129.947. El país registró 2.888.729 contagios. Las autoridades consideran que 906.763 personas sanaron. 

Después de Estados Unidos, los países con más víctima mortales son Brasil con 64.867 muertos y 1.603.055 casos, Reino Unido con 44.220 muertos (285.416 casos), Italia con 34.861 muertos (241.611 casos) y México con 30.639 muertos (256.848 casos). 

China, sin contar Hong Kong y Macao, registró un total de 83.557 personas contagiadas, de las que 4.634 murieron y 78.518 sanaron totalmente.

El lunes, Europa sumaba 199.488 fallecidos (2.732.490 contagios), Estados Unidos y Canadá 138.675 (2.994.265), América latina y el Caribe 128.173 (2.921.101), Asia 38.463 (1.505.902), Medio Oriente 17.998 (829.047), África 11.374 (478.615) y Oceanía 135 (10.111).

Image
AFP
AFP