Escuchar este artículo

Cuba establece prioridades para no volver a la crisis

Sábado, 13 de Abril de 2019
La isla aún arrastra “los fardos de la ineficiencia administrativa, mentalidad importadora y falta de ahorro”.

Ante las renovadas presiones de Estados Unidos y la ineficiencia de su economía, Cuba estableció prioridades en un plan hasta 2030 para evitar a toda costa recaer en una seria crisis similar al llamado “periodo especial” de la década de 1990, anunció el presidente Miguel Díaz-Canel.

“La crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los difíciles momentos del período especial”, dijo Díaz-Canel, al cerrar una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional, que aprobó esta semana la nueva Constitución del país caribeño.

El mandatario, que cumplirá un año en la jefatura del Estado el próximo viernes, reconoció que la isla aún arrastra “los fardos de la ineficiencia administrativa, mentalidad importadora, falta de ahorro y los insuficientes ingresos por exportaciones”.

“No podemos excluir las manifestaciones de corrupción y las ilegalidades, inaceptables en la Revolución”, subrayó el mandatario, que delineó “dos prioridades absolutas: la preparación para la defensa y la batalla económica”, dijo.

La planificación de la economía cubana hasta 2030 está concebida en tres etapas (2019-2021, 2022-2026 y 2027-2030), con un enfoque primario en seis sectores estratégicos.

La prioridad estará en el turismo, la industria biotecnológica y farmacéutica, las fuentes renovables de energía, la producción de alimentos, la construcción y la exportación de servicios profesionales, este último considerado por analistas como la principal fuente de ingresos para el país.

Entre las tareas inmediatas, Díaz-Canel incluyó la reorganización del comercio interior cubano, la revitalización del sistema empresarial estatal y el impulso al sector privado, integrado por más de 580.000 trabajadores autónomos.

Llamó a “trabajar intensamente” para mejorar el abastecimiento de alimentos y solucionar los problemas crónicos de vivienda, transporte y la calidad de los servicios.

Hay que lograrlo, “aún en medio de las asfixiantes persecuciones financieras que hacen difícil la importación de bienes y recursos de primera necesidad”, dijo, en referencia a las restricciones del embargo que EE.UU. ha redoblado desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Image
EFE