Escuchar este artículo

Grupo de Lima calificó de asesinato muerte del capitán venezolano Rafael Acosta

Domingo, 30 de Junio de 2019
Según los países firmantes el capitán había sido capturado por hombres armados el 21 de junio.

El  Grupo de Lima catalogó la muerte  del capitán de  corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo como un asesinato cometido por  miembros de la guardia de ese país, quienes lo habían  retenido por supuestamente conspirar contra el presidente Nicolás Maduro. Esto luego de que el mismo ministro de Comunicación de Venezuela confirmara el deceso.

“Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, condenan el asesinato del Capitán de Corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo y expresan su pesar y solidaridad a su familia”, comunicó el Grupo de Lima.

Según los países firmantes el  capitán había sido capturado por hombres armados el 21 de junio y presentado ante un juez siete días después, el 28 de junio, con visibles signos de tortura. Agregaron que la gravedad de su estado de salud llevó al juez a remitirlo a un centro hospitalario, donde falleció el pasado sábado.

Así mismo, el  Grupo de Lima repudió las  prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a la que supuestamente el Gobierno de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores.  Señaló que urge a la comunidad internacional, en especial a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  Michelle Bachelet,  actuar sin dilación para  que los derechos de los venezolanos sean restablecidos.

En un comunicado del Gobierno de Maduro se pidió una investigación  a la Fiscalía  para que haya claridad sobre lo sucedido con el capitán Rafael Acosta Arévalo.

Por su parte, el autoproclamado presidente interino de Venezela, Juan Guaidó, señaló que no es la primera vez que el Gobierno de Maduro comete un acto de tortura  y persecución en contra de sus opositores. Volvió a hacer un llamado a las Fuerzas Militares  para que abandonen las filas y defiendan los derechos de sus conciudadanos.

Image
Colprensa
Colprensa