Escuchar este artículo

Ocho civiles, entre ellos cinco niños, mueren en bombardeos rusos en Siria

Martes, 24 de Diciembre de 2019
Desde el 16 de diciembre, el régimen sirio intensificó el ataque en Idlib.

Al menos ocho civiles, entre ellos cinco niños, murieron este martes en un bombardeo ruso contra una localidad del noroeste de Siria cercana a Idlib, que alberga a desplazados de guerra, anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los aviones tomaron por blanco la aldea de Jubass, cerca de Saraqeb, en el sur de la provincia de Idlib, y en el bombardeo murieron civiles que se habían refugiado en una escuela y sus alrededores.

Desde el 16 de diciembre, las fuerzas del régimen, apoyadas por la aviación rusa, intensificaron sus bombardeos en esta región en la que se registran además violentos enfrentamientos terrestres con grupos yihadistas y rebeldes.

Alrededor de 80 civiles murieron en la nueva escalada.

Turquía dijo este martes que estaba en conversaciones con Rusia para asegurar un nuevo alto el fuego en Idlib.

"El bombardeo debe detenerse de inmediato", sostuvo el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, en una conferencia de prensa. 

Entretanto, Unicef manifestó su alarma por la "intensificación" de la violencia contra los niños en Idlib. 

Desde el jueves, las fuerzas de Damasco han tomado el control de cuarenta aldeas en el área, afirmó el OSDH, según el cual las tropas del régimen se están acercando a una ciudad clave en el sur de Idlib. 

Unas 260 bajas en cinco días

"Las fuerzas del régimen están ahora a cuatro kilómetros de Maaret al Numan", dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, que tiene una vasta red de informantes en Siria.

El ejército sirio dijo que había tomado más de 320 km2 en los últimos días, incluidas "más de 40 ciudades y pueblos", y aseguró que continuará su ofensiva  hasta que recupere toda la provincia de Idlib "limpia del terrorismo y sus partidarios".

En cinco días, los combates dejaron alrededor de 260 muertos, incluidos 110 miembros de las fuerzas leales a Damasco y casi 150 yihadistas y rebeldes, según el OSDH. 

Este martes, sin embargo, los combatientes yihadistas y rebeldes lograron recuperar Talamanas. 

Los residentes de Maaret al Numan huyeron, temiendo un avance de las fuerzas del régimen, dijo un corresponsal de la AFP.

Abu Ahmad es uno de los últimos en irse y con lágrimas carga con premura un vehículo. "El sentimiento es indescriptible. Ésta es nuestra casa, aquí es donde crecimos", dijo a la AFP este padre de diez hijos

De acuerdo con el OSDH, más de 40.000 personas han huido del área en los últimos días.

"Distensión inmediata

La semana pasada, la ONU pidió una "distensión inmediata" en Idlib, advirtiendo sobre nuevos desplazamientos masivos si la violencia continúa. 

La región de Idlib, compuesta por una gran parte de la provincia del mismo nombre y segmentos de las provincias vecinas de Alepo y Lataquia, está dominada por los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al Cham (HTS). 

Otros grupos yihadistas y rebeldes están presentes en esta región, que alberga a unos tres millones de personas, la mitad de las cuales han sido desplazadas de otras áreas del país recapturadas por Damasco. 

El régimen, que ahora controla más del 70% del territorio, ha dicho repetidamente que está decidido a recuperar Idleb. 

Damasco y Moscú habían llevado a cabo una gran ofensiva allí entre abril y agosto, lo que resultó en la muerte de unos mil civiles, según el OSDH, y la fuga de 400.000 personas según la ONU.

Image
AFP
AFP