Escuchar este artículo

Padre del autor del atentado en Mánchester fue miembro de grupo islamista

Jueves, 25 de Mayo de 2017
Fue una organización hostil al régimen libio de Muamar Gadafi.

El padre del presunto autor del atentado de Mánchester fue miembro del Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL) muy activo en los años 1990, dijo este jueves a la AFP un responsable de seguridad en Trípoli.

"Sí, era miembro del GICL", hostil al régimen de Muamar Gadafi, afirmó Ahmed Ben Salem, portavoz de los servicios de seguridad libios, refiriéndose a Ramadan Abedi, detenido en Trípoli el miércoles.

Su hijo Salman es el presunto autor del atentado que causó 22 muertos y decenas de heridos el lunes al final de un concierto en Mánchester (noroeste de Inglaterra). Murió en el ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Perseguido por el régimen de Gadafi, igual que los demás miembros del GICL, Ramadan Abedi se refugió en Gran Bretaña antes de retornar a Libia en 2011 para combatir junto a los rebeldes contra las fuerzas de Gadafi durante la revuelta de aquel año, según medios británicos.

Le puede interesar Niños y adolescentes entre los 22 muertos del atentado en Mánchester

Tras la caída del régimen de Gadafi, ocupó un cargo de responsabilidad en la Dirección de la policía en Trípoli, añade Ben Salem, que no pudo precisar si siguió en ese puesto.

"La investigación sigue su curso, está siendo interrogado. No puedo dar más detalles" añadió Ben Salem.

El GICL fue formado al principio de los año 1990 en Afganistán por libios que querían combatir a los soviéticos, y que se quedaron tras la salida de éstos.

Su creación fue anunciada oficialmente en 1995 con el  objetivo de derrocar al régimen de Gadafi.
       
Investigación avanza con detenciones "significativas"
                       
La policía británica tildó de "significativas" las detenciones realizadas en la investigación del atentado, al tiempo que Londres trasladaba a Washington su malestar por las filtraciones sobre el caso.

Mánchester y el resto país se detuvieron para un minuto de silencio en homenaje a los 22 muertos y, según una revisión al alza del balance, 75 heridos. Una parte de estos recibió la visita de la reina Isabel II, que se desplazó al centro pediátrico Royal Manchester Children's Hospital.

"La detenciones que hemos efectuado son significativas, y los primeros registros de los lugares han aportado objetos que creemos que son de gran importancia para la investigación", dijo a la prensa el comandante de la policía de Mánchester, Ian Hopkins.

Dos hombres fueron arrestados este jueves, elevando a ocho el total que están detenidos en el Reino Unido, más el padre y el hermano del principal sospechoso de colocar la bomba, Salam Abedi, muerto en el atentado, que fueron detenidos en Libia.

En cambio, la mujer detenida el miércoles fue liberada sin cargos.

Lea además Militarizadas calles británicas para evitar otro atentado

Además, Hopkins dijo que las filtraciones de detalles del caso en la prensa estadounidense, supuestamente por fuentes de seguridad de Washington, "causaron angustia a unas familias que ya han sufrido terriblemente con la pérdida" de sus seres queridos.

La primera ministra británica Theresa May dijo este jueves que pedirá al presidente estadounidense Donald Trump que no se filtre la información compartida con Washington sobre el atentado de Mánchester.

"Dejaré claro al presidente Trump que la información de inteligencia que comparten nuestros cuerpos de seguridad debe ser protegida", dijo May antes de viajar a una cumbre de la OTAN.

La BBC reveló, sin identificar a sus fuentes, que la policía de Mánchester está "furiosa" por las fugas y que ha dejado de compartir información con Washington sobre el atentado.

Esta protesta se produce después de que la prensa estadounidense difundiera el nombre del autor del atentado, Salman Abedi, antes de que lo hicieran las autoridades británicas, y de que el New York Times publicara el miércoles fotos detalladas de los restos de la bomba usada en Manchester Arena.
  
El sospechoso hizo escala en Alemania
  
Poco a poco va reconstruyéndose el itinerario del autor del atentado, Salman Abedi, hasta su muerte en el Manchester Arena.

Abedi hizo una escala en la ciudad alemana de Düsseldorf, indicó el jueves la policía de ese país.

"Según el estado actual de las investigaciones, el sospechoso hizo una escala en el aeropuerto de Düsseldorf para cambiar (de avión). Pasó un corto momento en zona de tránsito vigilada", explicó la policía local, sin más precisiones sobre la fecha de la escala o la procedencia del joven de origen libio.

Según explicó a la AFP un allegado de Abedi, el joven estuvo en Libia hasta cuatro días antes del atentado, cuando emprendió viaje a Mánchester.

Varios medios británicos explicaron que el padre de Abedi le había requisado el pasaporte para evitar que hiciera una tontería, pero el hijo consiguió que se lo devolviera asegurándole que iba a viajar a La Meca.
       
El país se detuvo en recuerdo a las víctimas

(La reina Isabel II (centro) habla con personal del Hospital Pediátrico Real de Manchester, donde visitó a las víctimas del ataque terrorista. /Foto: AP)
       
A las 11H00 (10H00 GMT) el país observo un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas, tras lo cual los partidos políticos pensaban reanudar la campaña de las elecciones del 8 de junio, en un país que se encuentra en el máximo nivel de alerta terrorista. 

La plaza Saint Ann de Mánchester, epicentro de los homenajes de estos días, y tomada por cientos de ramos de flores y mensajes de pésame, recibió a numerosas personas para el homenaje.

Los dos principales clubes de fútbol de Mánchester, el United y el City, anunciaron que donarán un millón de libras a las víctimas del atentado que sufrió la ciudad inglesa el lunes.

"Manchester United y Manchester City se han unido hoy para aportar 1 millón de libras" al fondo de emergencia para las víctimas, anunciaron en un comunicado.

Este jueves acabaron de trascender las últimas identidades de los 22 muertos. Entre ellos, la policía Elaine McIver, que no estaba de servicio en el momento del atentado, y una pareja de adolescentes, Chloe Rutherford, de 17 años, y Liam Curry, de 19. 

"Eran perfectos el uno para el otro en todos los aspectos y estaban destinados a estar juntos", dijeron sus familias en un comunicado conjunto. "Vivían para ir a nuevos lugares juntos y explorar distintas ciudades. Querían estar juntos siempre y ahora lo están". 

Image
AFP
AFP