Escuchar este artículo

Perder a un hijo es como que te arranquen una parte del alma: Biden sobre matanza en Texas

Miércoles, 25 de Mayo de 2022
El presidente estadounidense, quien sufrió la muerte de dos hijos, recurrió a su dolor personal para consolar a un país devastado por una nueva masacre en una escuela.

"Perder a un hijo es como que te arranquen una parte del alma", dijo el presidente estadounidense Joe Biden, quien sufrió la muerte de dos hijos, recurriendo a su dolor personal para consolar a un país devastado por una nueva matanza en una escuela.

En sus largos años de servicio público, el líder de 79 años ha hablado con frecuencia de la trágica muerte de Naomi, de apenas un año, en un accidente.


Lea: El papa, con el "corazón roto" por matanza en Texas, condena comercio "incontrolado" de armas


Naomi murió en 1972, en un accidente automovilístico que cobró también la vida de su primera esposa, Neilia.

Biden también sufrió la muerte en 2015 de su hijo mayor, Beau, por cáncer cerebral a los 46 años.

El martes, recordó esos dos momentos de dolor para consolar a un nuevo grupo de familias cuyas vidas fueron desgarradas. 

Horas después de que un adolescente armado matara a al menos 19 menores en una escuela de Uvalde, Texas, Biden apareció en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca para explicar lo inexplicable a los estadounidenses y al mundo.

Pero sus pensamientos y sus declaraciones apuntaron rápidamente a una audiencia mucho menor.

"Hay padres que nunca volverán a ver a su hijo, nunca lo tendrán saltando en la cama o acurrucado con ellos. Padres que nunca serán los mismos", dijo.

"Hay un vacío en el pecho y sientes que te absorbe y que nunca vas a poder salir", expresó, a veces mirando hacia abajo y con los puños cerrados.

"Es sofocante. Y nunca será igual", agregó.

Cada vez que habló después de dramas similares, como hace poco en Buffalo, Nueva York, Biden ha hablado después de estas matanzas, como recientemente después de una masacre racista en Buffalo, Nueva York, o después de desastres naturales, Biden recurrió a palabras de esperanza y de consuelo.


Conozca: Tiroteo en escuela de Texas deja sin vida a 18 niños y tres adultos


Generalmente promete a las familias dolientes que un día sentirán un alivio a su dolor, cuando los recuerdos del ser querido traigan sonrisas y no solo lágrimas.

Pero el martes no ofreció ese horizonte.

Por el contrario, este católico devoto recurrió a su esposa de más de cuatro décadas, Jill Biden, y a una fe que lo ha reconfortado a lo largo de los años.

"'El Señor está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los de espíritu abatido'. Tantos espíritus abatidos", manifestó.

"Esta noche, le pido al país que rece por ellos para darle a los padres y hermanos la fuerza en la oscuridad que sienten ahora", dijo.

"Nuestras oraciones esta noche son para los padres, tendidos en cama y tratando de saber, "¿podré dormir de nuevo? ¿Qué le digo a mis otros hijos? ¿Qué ocurrirá mañana?'", declaró Biden.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
AFP
AFP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda