Escuchar este artículo

Persisten las protestas y la tensión en Nicaragua

Martes, 24 de Abril de 2018
Por lo menos 27 muertos y centenares de heridos es el saldo de las manifestaciones.

Los enfrentamientos entre los estudiantes y la Policía de Nicaragua no han cesado en Managua, donde se espera una gran marcha “por la paz y el diálogo” convocada por los empresarios, en medio de protestas contra el Gobierno que llegan ya a su sexto día y han dejado al menos 27 muertos, centenares de heridos y destrucción de comercios.

Los estudiantes atrincherados en la Universidad Politécnica de Nicaragua, en la capital, se enfrentaron a la Policía, mientras que en el interior del país muchos manifestantes permanecieron en la calle durante la noche, sin registro de incidentes.

El domingo, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, anunció la derogación de la reforma a la seguridad social que detonó las manifestaciones callejeras el miércoles pasado, pero ello no calmó los ánimos en este país donde algunas calles en las distintas ciudades muestran barricadas, llantas recién quemadas, piedras, troncos cruzados, y desolación.

Lea también Presidente de Nicaragua anuncia revocatoria de reforma que originó violentas protestas

Estudiantes y representantes de la oposición dijeron que “la seguridad social ya no es el tema, sino la libertad  de expresión, la corrupción, y tantos otros”, como afirmó la presidenta del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Violeta Granera.

“¡Basta ya! Están atacando la Upoli por el lado del Rupap (Recinto Universitario Pedro Arauz Palacios), hay varios heridos e incluso se habla de algún muerto. ¡En este ambiente no puede haber ningún diálogo! ¡Que cese ya la represión!”, escribió el obispo Silvio Báez, una de las personalidades más respetadas del país, en su cuenta en Twitter.

Los estudiantes universitarios han sido los principales protagonistas de las mayores protestas contra Ortega en los 11 años que lleva al frente del poder en medio de denuncias de autoritarismo por parte de la oposición.

En el mismo discurso del domingo en el que anunció la derogación de la reforma que aumentaba las cuotas y bajaba las pensiones, Ortega advirtió que actuaría “con la firmeza correspondiente” para evitar que “se imponga el caos, el crimen, el saqueo”, y aseguró que para contaba con la ley y el respaldo de las mayorías.

Mientras el presidente Daniel Ortega ha acusado a “pequeños grupos de la oposición” de los desórdenes, incluidos saqueos a comercios y ataques a tiros que han costado vidas como la de un periodista mientras transmitía en vivo los enfrentamientos, los estudiantes y manifestantes acusan a las fuerzas de choque del Gobierno, conocidas como “turbas” que, aseguran, actuarían con el apoyo de la Policía.

Image
EFE