Escuchar este artículo

Talibanes prohiben a las mujeres ir a los parques, gimnasios y baños públicos

El régimen de Afganistán cortó el último halo de libertad que tenían. La economía también se ve golpeada.

Los talibanes acaban de cercenar otro derecho al prohibirles a las mujeres de Afganistán acceder a los parques y jardines de Kabul, uno de los últimos espacios de libertad que tenían ante las severas restricciones impuestas por el régimen fundamentalista islámico.

Los talibanes pidieron a los responsables de los parques y jardines que cerraran sus puertas a las mujeres, como constataron periodistas de AFP en esa ciudad capital. Hasta ahora se habían instalado horarios y días diferenciados para que hombres y mujeres no se cruzaran.

“En numerosos lugares, las reglas fueron violadas”, aseguró el portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, Mohammad Akif Sadeq Mohajir.


Lea: La lucha para salvar a "La Reina" en Venezuela


“Había mezcla y el hiyab (el velo que cubre la cabeza y el cuello) no se respetaba. Es por eso que se ha tomado esta decisión”, añadió.

Sentada en un restaurante de Kabul con vistas a un parque de la ciudad, Wahida observa a sus niños jugar a través del cristal, pero no puede acompañarlos.

“No hay escuela, no hay trabajo, deberíamos tener al menos un lugar donde entretenernos”, dijo la madre, contrariada después de que le negaran la entrada al parque.

Desde su regreso al poder, en agosto de 2021 –tras veinte años de guerra y la retirada de las tropas estadounidenses–, los talibanes impusieron una interpretación fundamentalista del islam. Y, por eso, las autoridades no dejaron de recortar las libertades de las mujeres: están obligadas a llevar velo integral, no pueden acceder a la educación secundaria y tienen prohibido viajar solas fuera de su localidad.


Conozca: Indígenas filman su propio cine en la selva amazónica


Los parques eran uno de los últimos espacios de libertad. “Necesitamos un lugar donde divertirnos, está en juego nuestra salud mental. Ya tenemos suficiente de estar en casa todo el día, estamos cansadas de todo esto”, se desespera Wahida, sin trabajo, igual que su marido.

En la mesa contigua, Raihana, de 21 años, comparte el mismo pesar. “Estábamos muy ilusionadas con la idea de venir al parque. Estamos hartas de estar en casa”, afirmó la joven que degustaba un helado con sus hermanas.

La estudiante de derecho islámico, Raihana se ofusca ante esta medida. “Evidentemente que el islam permite salir y visitar parques”, afirmó.

 

Las mujeres no tienen permiso de entrar a estos sitios.

 

También prohiben gimnasios y baños públicos

Los gimnasios y los baños públicos serán también prohibidos a las mujeres afganas, indicaron el domingo las autoridades talibanas que ya anunciaron recientemente su exclusión de parques y jardines de la capital.

"Las salas de deporte están cerradas a las mujeres porque sus entrenadores son hombres y que algunas (salas) eran mixtas" declaró el domingo a la AFP Mohammad Akif Sadeq Mohajir, portavoz del ministerio de la Prevención del Vicio y de la Promoción de la Virtud.

Agregó asimismo que los  "hammams", baños públicos donde tradicionalmente hombres y mujeres están separados, estarían prohibidos a éstas.

"Actualmente, cada casa tiene un cuarto de baño, y por eso ello no plantea ningún problema a las mujeres" agregó el portavoz.


Entérese: Los combatientes kurdos desmienten implicación en atentado en Estambul


Para Sana, de 23 años, estudiante en la universidad, la explicación es diferente:  "La principal razón del cierre de parques, gimnasios y  hammams reside en la ideología antimujeres de los talibanes".

"Afganistán se ha convertido hoy en un torreón de exclusión para las mujeres. Quieren enviar a las mujeres a un agujero negro. Hoy, con el cierre para ellas de estas instalaciones, las han encarcelado entre los cuatro muros de su casa" denuncia la estudiante en declaración a la AFP.

Pese a sus promesas de mostrarse más flexibles al retornar al poder en agosto de 2021, los talibanes han vuelto a la interpretación extremadamente rigurosa del islam, que ya marcó su primer período en el poder (1996-2001), restringiendo radicalmente los derechos y las libertades de las mujeres.

Las escuelas de secundaria para muchachas están cerradas, y se les ordena llevar el velo integral. Las mujeres, excluidas de la mayoría de los empleos públicos, tampoco  pueden viajar solas fuera de su ciudad.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
AFP
AFP
Martes, 15 de Noviembre de 2022
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión