Escuchar este artículo

Trump recibe mensajes de apoyo de todo el mundo tras contagiarse de coronavirus

Viernes, 2 de Octubre de 2020
El petróleo cae luego del anuncio del positivo del presidente de EEUU.

Horas después de que el presidente Donald Trump anunciara este viernes que tiene coronavirus se multiplican los mensajes de personalidades de todo el mundo deseándole una pronta recuperación.

El primero en reaccionar a la noticia fue el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien deseó al jefe de Estado una "pronta recuperación" en un mensaje en Twitter.

Michel aprovechó la ocasión para recordar que el coronavirus "es una batalla de todos. Todos los días. Da igual en qué lugar del mundo se viva".

El primer ministro británico Boris Johnson, que también tuvo coronavirus y pasó algunos días en cuidados intensivos en abril, también envió sus mejores deseos a Trump y a su esposa, Melania.

Especialmente caluroso fue el mensaje del presidente ruso Vladimir Putin. 

"Estoy convencido de que su vitalidad natural, su fortaleza de espíritu y su optimismo le ayudarán a vencer a este peligroso virus", dijo el presidente ruso en un telegrama enviado a su homólogo estadounidense.

Poco antes, el portavoz del Kremlin también había deseado una "pronta y fácil recuperación" al presidente estadounidense.

Desde Berlín, la canciller Angela Merkel también envió sus mejores "deseos" de "recuperación" a Trump y su esposa, y confió en que "se restablezcan rápidamente".

En India, el primer ministro Narendra Modi envió su apoyo a su "amigo" Trump, con quien mantiene buenas relaciones pese a la tensión comercial.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) deseó también "una pronta y completa recuperación" al presidente estadounidense y a su esposa Melania.

"Mis mejores deseos al presidente  @realDonaldTrump y @FLOTUS (cuenta de la Primera dama de Estados Unidos) para una pronta y completa recuperación", tuiteó Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuya organización fue acusada por el mandatario estadounidense de incompetencia en la gestión de la pandemia y de haber tardado en alertar al mundo sobre los peligros que representaba la enfermedad.

Estados Unidos es el más enlutado del mundo por esta pandemia y ya registra más de 200.000 muertos, es decir un quinto de los decesos totales por coronavirus en el mundo.

Caída del petróleo

Los precios del petróleo bajaron bruscamente este viernes, después del anuncio de Donald Trump de que dio positivo por COVID-19, en un contexto de desequilibrio entre oferta y demanda que sigue siendo poco propicio para la recuperación de los precios.

Alrededor de las 9:40 am, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en diciembre valía 39,34 dólares en Londres, un 3,88% menos que el jueves al cierre. 

En Nueva York, el barril del WTI para noviembre bajó un 4,18%, a 37,10 dólares. 

El jueves, los dos precios de referencia ya habían caído más de un 3% al cierre, después de haber cruzado la marca del -5% durante la sesión. 

"Los precios del petróleo experimentaron una sesión muy turbulenta ayer (jueves) y los descensos continuaron acelerándose esta mañana con la noticia de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump dio positivo por coronavirus", comentaron los analistas de JBC.

Trump, de 74 años, dijo en un tuit el jueves por la noche que dio positivo, al igual que su esposa Melania, y que iba a entrar en cuarentena. El anuncio provocó la caída en picado de los precios del petróleo, que en ese momento solo perdían un 1%.

Los inversores siguen preocupados "por el hecho de que la producción de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) está aumentando mientras que el repunte de la demanda se está agotando", añadieron los analistas de JBC. 

Y la ausencia de un nuevo plan de recuperación estadounidense no ayuda, según Jeffrey Halley de Oanda. 

"La combinación de una demanda tibia, el aumento de la oferta mundial y la incertidumbre política en Estados Unidos están provocando un poderoso cóctel que impulsa a la baja los precios", dijo por su parte Stephen Brennock, analista de PVM.

Image
AFP
AFP