Escuchar este artículo

Un colombiano sería el heredero universal de la marquesa de Moratalla

Martes, 9 de Enero de 2018
Germán de la Cruz, el hijo adoptivo de esta millonaria española, presentó el testamento que le otorga su fortuna.

El hijo adoptivo de la marquesa de Moratalla presentó un testamento que desheredaría al hijo natural de esta rica heredera española fallecida en Francia en noviembre, informaron el martes fuentes.

Germán de la Cruz, adoptado en Colombia en 1987, sería el heredero universal de la marquesa de Moratalla, Soledad Cabeza de Vaca y Leighton, según un testamento entregado a un notario en Biarritz (suroeste de Francia), dijo a la AFP François Hourcade, uno de los abogados del hijo mayor de la marquesa.

La marquesa murió a los 87 años tras una larga enfermedad, en el Domaine de Coumères, su residencia de Bayona. Sus dos hijos, Forester Labrouche, de 65 años, y Germán de la Cruz, de 38 años, se disputan la herencia.

El testamento en cuestión habría sido firmado en Suiza en 2012 ante un notario y en presencia de dos testigos.

Contactados por la AFP, los abogados suizos de Germán de la Cruz, Ronald Asmar y Romain Jordan, confirmaron que la marquesa de Moratalla "desheredó a su hijo mayor, algo que es jurídicamente posible en Suiza".

"Esto es una muestra del sufrimiento de la marquesa, quien había sido acosada jurídicamente por su hijo mayor desde 1999", añadió Asmar, sin más comentarios.

(Sus dos hijos, Forester Labrouche (derecha), de 65 años, y Germán de la Cruz  (izquierda), de 38 años, se disputan la herencia.)

La marquesa había cortado toda relación con su hijo mayor, que reside en Suiza. En 2012 había firmado un mandato en ese mismo país, registrado posteriormente por el tribunal de Bayona, que daba todo el poder a Germán de la Cruz para administrar sus bienes o, en su ausencia, al gestor de su fortuna, Markus Frey.

A la muerte de su madre, Forester Labrouche había solicitado una autopsia, que concluyó que no hubo intervención de un tercero en la muerte de la marquesa española.

Soledad Cabeza de Vaca, marquesa de Moratalla, era hija de Antonio Cabeza de Vaca, perteneciente a la nobleza española y descendiente lejano de Álvar Núñez Cabeza de Vaca (1488-1559), un ilustre conquistador.

Pero su fortuna, difícil de evaluar con exactitud, provendría en realidad de su madre, la inglesa Olga Leighton, quien heredó el patrimonio de su primer marido.

Image
AFP
AFP