Escuchar este artículo

En Ocaña se reinventan con creatividad para superar la crisis

Sábado, 30 de Mayo de 2020
Una tienda virtual de maquillaje por la temporada del mes de las madres.

En medio de la crisis económica ocasionada por el coronavirus afloran experiencias significativas para resarcir las pérdidas y garantizar los ingresos en los hogares de la provincia de Ocaña.

En una familia de reinas y artistas que han dejado huella en la sociedad ocañera surge una tienda virtual de maquillaje por la temporada del mes de las madres.

Karla Estefanía Ribón Galvis, de 22 años de edad, ex reina del carnaval de Ocaña en el año 2016 y estudiante del último año de fisioterapia de la Universidad Industrial de Santander, es la pionera de la idea que contagió a todos los integrantes de la familia.

Su hermana, Ánjela Camila de 19 años y estudiante de sexto semestre Comunicación Social de la universidad Francisco de Paula Santander, seccional Ocaña, también Reina Regional del Folclor, le secundó la idea y es la encargada de implementar las estrategias de venta.
 
Incluso la menor, Ashly Nayeli de 13 años, estudiantes de octavo grado de bachillerato en la Institución Educativa Francisco Fernández de Contreras, reina infantil del folclor, es la encargada de fabricar las cajas con cartón y la decoración de los kits de belleza que ofrecen a través de las plataformas virtuales.                          

Los padres de las reinas acolitan la famiempresa, participan activamente para el crecimiento y ofrecer un buen servicio a las distintas comunidades.

El papá Robinson Ribón Navarro, es periodista y colabora con el diseño del logo y asesora con los préstamos para la financiación de los proyectos. La mamá, Yahaira Galvis Torres, es contadora pública de la universidad Francisco de Paula Santander de Cúcuta y ayuda en la conquista de los mercados. 

Y para fortalecer el negocio, los novios de las dos  reinas mayores portando los elementos de bioseguridad son los encargados de efectuar los domicilios a las distintas viviendas.

De una dificultad encontraron una oportunidad a través de las redes sociales, Facebook Instagram donde suben las historias, testimonios sobre las bondades y cómo utilizar los productos.

La idea de emprendimiento fue bautizada como “Cacoa Cosmetic” y la promotora de esa tienda virtual, Karla, señala que en los tiempos de la pandemia la virtualidad está de moda.

Durante el aislamiento social han hecho varios cursos en línea sobre marketing y cómo vender productos en las tiendas virtuales porque la vida no se detiene en tiempos de coronavirus. 

Image
La opinión
La Opinión