Escuchar este artículo

Impulsan programas de avicultura en Ocaña

Martes, 15 de Noviembre de 2016
Las encargadas son las integrantes de la Asociación de Mujeres del corregimiento de Pueblo Nuevo.

Las integrantes de la Asociación de Mujeres del Corregimiento Pueblo Nuevo de Ocaña, impulsan un programa de avicultura que se ha convertido en alternativa para generar ingresos a sus hogares.

La líder del proyecto, Jazmín Pérez Serrano, dijo que las mujeres están trabajando unidas y fueron beneficiadas por la Secretaría de Desarrollo de Norte de Santander con insumos y asesoría técnica.

El proyecto agrícola se consolidó con el apoyo de ese despacho. De acuerdo con el titular, Leonel Rodríguez Pinzón, a las mujeres se les entregaron 500 gallinas y se les está apoyando para adecuar los galpones.

Para ello se trabaja en alianza con la oficina de desarrollo social de Ocaña, a cargo de José Luis Amaya Pérez.

“Se han tenido dificultades porque algunas familias no estaban preparadas para sostener el proyecto y se les están haciendo créditos para que compren el alimento y alcancen el periodo de postura”.

Otra de las entidades que apoya el proyecto es la Agencia de Cooperación Alemana GIZ

La asesoría

La GIZ dispuso de un profesional y estructuró el componente técnico del programa de avicultura, el manejo del ciclo de producción, la postura y el fortaleciendo de la asociatividad rural. Además del componente social de las mujeres beneficiadas con el proyecto.

“Esos proyectos han funcionado, algunas de ellas están llegando al 50 por ciento de posturas. La comercialización del huevo en estos momentos es muy favorable y grupos como Asopro en el corregimiento de Pueblo Nuevo, muestran una gran fortaleza en la unidad de conceptos sobre lo que es asociatividad rural y la estrategia de comercialización”, agregó.

El secretario Amaya Pérez explicó que actualmente la capacidad de producción da para la compra del alimento nada más, pero una vez se llegue al pico de la producción los ingresos serán mayores.

“La idea es que las   utilidades se vayan ahorrando para alimentar un Fondo Rotatorio para que las mujeres consigan los insumos y materiales necesarios para otras actividades como son las artesanías”, agregó.

Con las utilidades pueden entregar a otras familias recursos para continuar con el proyecto de las gallinas ponedoras o pollos de engorde.

Image
La opinión
La Opinión