Escuchar este artículo

Recuperan zonas verdes en Ocaña

Jueves, 5 de Noviembre de 2020
Las autoridades buscan reforestar zonas de interés general y convertirlas en senderos turísticos.

Entidades ambientales de la provincia de Ocaña promueven campaña para reforestar zonas de interés general y convertirlas en senderos turísticos.

‘Hojitas comunales’ se denomina el proyecto impulsado por la Unidad Técnica Ambiental conjuntamente con el Ejército colombiano el cual se desarrolló por la dirección para democracia y la participación ciudadana del Ministerio del Interior que busca fortalecer los organismos de acción comunal a través de ideas innovadoras.

Los promotores ambientales llegaron hasta el barrio La Santa Cruz en compañía del Ejército Nacional y la Junta de Acción Comunal, donde se adelantó la siembra de material vegetal donado por la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental, Corponor territorial Ocaña.

El propósito fue trabajar de manera articulada con la comunidad llevando a cabo intervenciones que aportan al cuidado y preservación del medio ambiente y el embellecimiento de las zonas para proteger nuestros recursos naturales, indica el director de la Unidad Técnica Ambiental, ingeniero Harwin Blanco.

El comandante del batallón de Infantería número 15 Santander, coronel Iván Darío Muñoz, indica que hace parte del plan Artemisa para aportar el cuidado y preservación de los recursos naturales.

El gran sembratón

El director de la Unidad Técnica Ambiental, Harwin Blanco, indica que el programa de la recuperación de los cerros tutelares hace parte del gran sembratón liderado por el gobierno nacional.

“La primera fase comienza en la Santa Cruz y luego pasaremos a Cristo Rey que son dos miradores turísticos de la ciudad. Bosques urbanos y cohesión social, es cada vez más claro que la inserción de lo natural se debe planear, para que sea un eje trasversal y una alternativa a las estrategias históricas de desarrollo de nuestro territorio”, agregó.

Las comunidades recibirán un incentivo económico y el certificado ambiental para mantener un equilibrio.

“Luego del diagnóstico se estudia el encerramiento del área para inicialmente sembrar 100 especies nativas y luego 200 de barbatusco, guayacán y urapán donde la gente se compromete a cuidarlos.

Image
La opinión
La Opinión