Escuchar este artículo

‘El control migratorio, sin efectos’ en Pamplona

Domingo, 25 de Febrero de 2018
En los últimos meses se han llevado a 325 inmigrantes a Migración Colombia.

Las autoridades están preocupadas porque la gran mayoría de inmigrantes irregulares que entregan a Migración Colombia  para que los deporten, se regresan a la vía  pública en tan solo dos días.

Esta situación se ha hecho recurrente, ya que más demoran en trasladarlos, que ellos en devolverse a la ciudad.

El tema fue expuesto en un comunicado dirigido al director regional de Migración, Rafael Darío Eugenio.

En el oficio indican que las deportaciones no han sido efectivas y que los programas y normas expuestas en Pamplona, no se cumplen a cabalidad.

Preocupa a la comunidad y a las autoridades que se está haciendo un gran esfuerzo económico y humano para realizar estos controles semanales, dice el comunidado.

Además, se ha procurado atender a esta población de una u otra manera, sin embargo se está causando desgaste institucional porque los resultados son infructuosos ya que los inmigrantes vuleven a retornar al municipio.

El secretario de Gobierno, Nelson Villamizar, indicó que le pidieron a Eugenio que se cumpla con cabalidad el proceso de deportación de los inmigrantes que se encuentran en calidad de irregulares en Pamplona.

Asimismo, se espera que busquen soluciones concretas a la situación desatada por la presencia de inmigrantes venezolanos.

Gómez, recordó que recientemente atendieron el llamado de la comunidad El Guamo, donde denunciaron que tres familias con ocho menores de edad habían invadido un lote y que después de cumplir con los procedimientos exigidos para este tipo de situaciones, los entregaron a Migración Colombia.

“Lamentablemente, los menores de edad tienen mal comportamiento. Son groseros, fuman cigarrillos y eso le dan mal aspecto a nuestra ciudad”, dijo el secretario.

Indicó, que después de haberlos entregado, al día siguiente regresaron y se establecieron en el mismo lote.

Añadió que los procedimientos se han realizado con la presencia de funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), la Policía Nacional, Ejército  Nacional e Inspección de Policía.

“Esto se ha convertido en un desgaste  económico y humano, debido a que dejamos de hacer nuestro trabajo en las oficinas para realizar los controles que, hasta la fecha, no tienen buenos los resultados”, explicó el funcionario.

Advirtió que se seguirán haciendo estos controles para que la ciudad no se llene de extranjeros irregulares.

En los últimos meses se han llevado a 325 inmigrantes a Migración Colombia.

Según el alcalde (e), Mohamad Nayed Amra, de los irregulares que se entregan, regresa el 30 por ciento.

Image
La opinión
La Opinión