Escuchar este artículo

En Pamplona cinco veredas buscan distrito de riego

Jueves, 10 de Mayo de 2018
En Jurado, Navarro, Cúnuba, San Agustín y Sabaneta requieren el líquido para las actividades agrícolas y del hogar.

Cinco veredas del norte de Pamplona requieren de un distrito de riego para las labores agrícolas y domésticas.

Los habitantes de Jurado, Navarro, Cúnuba, San Agustín y Sabaneta han padecido décadas por la falta de agua y la poca que tienen la captan de nacientes que han disminuido de caudal.

Algunos productores acaparan el líquido y no permiten que las familias cuenten con el agua requerida para cubrir las necesidades diarias.

Por eso hace cuatro años se unieron 75 usuarios y crearon la asociación Asoconfianza. Desde allí impulsan la construcción de un distrito de riego por más de 500 millones de pesos.

Buscando darle impulso a la iniciativa invitaron a funcionarios del departamento y de la Alcaldía de Pamplona para tratar el tema y gestionar los recursos para el distrito de riego de ladera.

En el encuentro plantearon la necesidad de consolidar la propuesta porque pasa el tiempo y las dificultades aumentan por la falta de agua.

El secretario de Desarrollo Económico de Pamplona, Nelson Villamizar Gómez, manifestó que para construir el sistema se necesita la ayuda del Ministerio de Agricultura y de la  Gobernación.

Villamizar explicó que el municipio cuenta con 50 millones de pesos para cofinanciar.

“En el sector Navarro y Jurado se cuenta con fuentes de agua de la vereda García, pero se necesita del sistema de conducción para llevarla a los predios”.

En las veredas San Agustín, Cúnuba y Sabaneta, para contar con el recurso natural se requiere además del distrito, de la construcción de un reservorio.

Villamizar indicó que se concretó una visita a la zona con Corponor, la Gobernación y la Inspección de Policía para revisar las concesiones de agua, por tanto es un bien común.

“Surgió la idea de impermeabilizar la laguna El Seminarista para proteger el caudal y contar con el agua suficiente para llevarla a las fincas”, sostuvo. 

Villamizar precisó que se presentan dificultades porque un propietario no quiere dejar pasar por su finca la tubería y se tomarán medidas que permitan a las demás familias contar con el agua.

También se planteó la necesidad de fortalecer el distrito de riego de la vereda El Naranjo, que requiere de accesorios, tubería, arreglo de tanques y mejorar las captaciones.

Image
La opinión
La Opinión