Escuchar este artículo

Exposición de árboles de barro por el ambiente en Pamplona

Lunes, 14 de Noviembre de 2016
La artista María José González presentó sus obras en el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar.

Tenemos que tomar conciencia de que los árboles no son enemigos, ellos son protectores del planeta.

Así, describió María José González Rendón, artista plástica de la Universidad de Antioquia, el mensaje de la exposición que presentó en Pamplona.

Ella, tiene más de 45 años en el camino del arte, siempre llevando mensajes de paz, de progreso y de conservación de los recursos naturales.

Las obras que trajo a Pamplona pudieron ser apreciadas en el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar. En esencia, son creaciones a partir de arcilla, la misma que es utilizada para hacer ladrillos.

La exposición está compuesta por 19 obras y un muro en ladrillo con la figura de un árbol que extiende las ramas de lado a lado. El muro hace relación a la tala indiscriminada.

Para darle un valor agregado a sus creaciones, las reproduce en fotografías que después fija a una lona para que el público pueda visibilizarlas mejor.

“Busco darle a entender a las próximas generaciones que los árboles, al igual que los seres humanos, deben morir de pie y no por otras circunstancias”, dijo González Rendón.

Sobre por qué el barro para hacer este tipo de obras, dijo que lo transforma en cerámica escultórica y de esa forma puede hacer un llamado a la sostenibilidad ambiental.

Pasión por el arte

María José González Rendón nació con sensibilidad para ser artista plástica.

La pasión por lo que hace la convirtió en una mujer que crea obras para tratar de conmover las fibras internas del ser humano, como un campanazo que indica que se tiene que hacer algo para poder seguir viviendo en un planeta verde y no de ladrillos.

“Hay que ser sensibles para poder tener tolerancia con quienes están en el entorno”, afirmó la artista. “Si existen mejores relaciones entre las personas, se pueden lograr propósitos de interés general”.

Sus fortalezas artísticas están representadas en la escultura y la cerámica, aunque también hace trazos con el pincel.

Satisfecha

Por cuestiones de tiempo en su agenda, solamente permitió que los visitantes apreciaran sus obras durante tres días y lo hizo en el sitio que había soñado siempre, en el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar.

“Toda la vida he estado investigando sobre la obra de Beatriz Daza y nunca me imaginé que mis creaciones iban a estar en la sala que lleva su nombre. Para mí es un honor que hayan abierto las puertas de este Museo a mi trabajo”, afirmó.

Image
La opinión
La Opinión