Escuchar este artículo

Preocupación por suerte de archivos históricos de Pamplona

Domingo, 22 de Noviembre de 2020
En peligro 1.133 libros de los registros notariales de los municipios de la provincia de Pamplona.

A pesar de los reiterados llamados de atención, gestiones, diálogos, compromisos y promesas, el archivo Notarial y del Concejo de Pamplona siguen carcomiéndose en el olvido.

La humedad, los ácaros, hongos y la indebida manipulación que por 446 años han sido sometidos, tienen a los 1.133 libros de los registros notariales de los municipios de la provincia de Pamplona en peligro de borrarlos de la historia.

Los documentos patrimoniales, al igual que los actos del Concejo que datan de 1835 a 1945, están en iguales condiciones y depositados en el segundo piso de la Casa Museo José Antonio Anzoátegui, localizado en la Calle Real.

En julio del año pasado, el director del inmueble, Jaime Uribe denunció el mal estado en que se encuentran los tomos contenidos en 453 cajas del archivo Notarial de Pamplona y los del Concejo.

Pocos días después, al conocerse la situación de abandono de los tomos que el Museo salvaguarda sin contraprestaciones, propició una visita técnica de funcionarios del Grupo de Inspección y Vigilancia del Archivo General de la Nación, de la Secretaría de Cultura de la Gobernación de Norte de Santander, alcaldía y de las notarías de Pamplona en donde evaluaron la situación.

Al término de la inspección ocular de los archivos se constató que carece de las mínimas condiciones ambientales y de conservación.

Lea aquíSerafín Bautista ocupa su tiempo entre la docencia y la literatura

Después, la entidad del orden nacional, desde Bogotá, emitió órdenes perentorias a las entidades responsables del cuidado de los acervos históricos para que generen mecanismos que permitan la recuperación de los documentos históricos, de lo contario se tomarían acciones administrativas de conformidad con el artículo 35 de la Ley 594 de 2000 y demás normas reglamentarias.

“No hemos podido consolidar los compromisos con las notarías y el Concejo. Es triste que la parte documental de la historia esté a punto de desaparecer”, aseguró el director del Museo Anzoátegui , Jaime Uribe.

De la corporación municipal, explicó que el año pasado se dejaron presupuestados 4 millones de pesos para la compra de equipos para la digitalización y sistematización del archivo muerto del Concejo que está depositado en la Casa Museo.

El presidente del Concejo, Javier Hernández, al ser consultado sobre los recursos para empezar el proceso de salvar los documentos, aseguró que en los próximos días se procederá con la compra de los equipos de digitalización para entregárselos a la Casa Museo Anzoátegui que obra en calidad de depositario.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas