Escuchar este artículo

Alerta por inconsistencias en datos de 66 mil votantes inscritos

Martes, 12 de Febrero de 2019
Las autoridades identificarán si eso electores tiene algún domicilio en otras bases de datos y si son trashumantes.

Como una forma de prevenir y detectar a tiempo eventuales casos de trashumancia electoral para los comicios que se avecinan, la Registraduría Nacional decidió entregarle, mes a mes, al Consejo Nacional Electoral (CNE), el cruce de  las  inscripciones de cédulas, con los datos del Sisbén, la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (Anspe), entre otras entidades del Estado.

Resultado de este ejercicio, en el más reciente informe elaborado con corte al 5 de febrero, un dato llamó la atención de la entidad, pues de los 218.482 inscritos que ya van en los 32 departamentos del país, 66.768 personas aparecen registradas en un lugar distinto al que residen, según los reportes de las bases de datos oficiales.

Aunque esto no necesariamente implica que se trate de casos de trashumancia electoral, toda vez que pueden ser ciudadanos que han cambiado su lugar de residencia por motivos laborales, de estudio y demás, el cruce sí les permitirá a las autoridades poner la lupa sobre estas cédulas inscritas, para identificar eventuales irregularidades.

“Las autoridades trabajan para identificar si esas personas tiene algún domicilio en esas otras bases de datos y si son trashumantes o no”, manifestó el registrador nacional, Juan Carlos Galindo.

Hasta el momento, los lugares en los que más inscripción de cédulas se han registrado son: La Salina (Casanare), Nuquí (Chocó), La Llanada (Nariño), Villa Gómez (Cundinamarca), Puerto Gaitán (Meta) y Juradó (Chocó).

El registrador también anunció que es importante dar de baja muchas cédulas de personas que ya fallecieron y que siguen apareciendo en el censo electoral.

“Hacemos un llamado a todos los colombianos para que entren a la página web de la Registraduría y verifiquen si sus familiares fallecidos ya se encuentran con cédulas canceladas. Si no las tienen, les pedimos que vayan a las notarías para incorporar los datos y poder dar de baja las cédulas correspondientes”, señaló Galindo.

Hace algunos días, la Misión de Observación Electoral (MOE) lanzó una primera alerta frente al proceso de inscripción de cédulas que arrancó en octubre del año pasado, puesto que existen 15 municipios en donde las tasas de cédulas registradas son cinco veces más altas que el nivel nacional, en los tres primeros meses del año.

De acuerdo con el análisis de la veeduría, de esta cifra, hay seis casos en particular en los que las inscripciones son considerablemente superiores y en los que se debe hacer un riguroso seguimiento, toda vez que en otras elecciones estos municipios han registrado un riesgo alto de trashumancia. 

Estos son: Puerto Gaitán, Cabuyaro, Castilla la Nueva y Guamal en el Meta; la Jagua de Ibirico (Cesar) y Guavatá (Santander).

En el Meta, por ejemplo, la tasa de inscritos ya es de 8,5 personas por cada mil habitantes, casi el doble que el porcentaje nacional. En segundo y tercer lugar están los departamentos de Casanare y Norte de Santander, con 5,5 inscritos por cada mil habitantes. 

Image
La opinión
La Opinión