Escuchar este artículo

‘Diálogos con el Eln hacen ver posible una paz completa’

Martes, 11 de Octubre de 2016
Alcaldes de Norte de Santander reciben con optimismo la negociación con el grupo guerrillero.

Esperanza. Este es el sentimiento que acompaña hoy a varios alcaldes de Norte de Santander y en especial los de aquellos municipios en los que el Eln ha tenido presencia activa durante años, tras el anuncio hecho el lunes de iniciar formalmente un proceso de diálogos con el Gobierno.

Y es que si bien la incertidumbre que dejó la victoria del ‘No’ en el plebiscito ronda hoy muchas de esas localidades, ante la suerte que pueda sufrir el acuerdo de paz con las Farc, la ilusión de que al final se puedan concretar los procesos de paz con estas dos guerrillas produce optimismo por lo que pueda venir para zonas como el Catatumbo, en donde hacen presencia todos los actores armados.

“Nuestra esperanza es que algún día podamos respirar aires de paz y tranquilidad y así poder alcanzar el desarrollo y el progreso de estos municipios tan olvidados”, consideró el alcalde de Hacarí, Milciades Pinzón.

Para el mandatario, este anuncio es de gran importancia, toda vez que su municipio es uno de los que más ha sufrido con las embestidas de la violencia. Por eso, llamó la atención para que se considere la posibilidad de vincular también al Epl, toda vez que este es otro actor que genera miedo y zozobra entre las comunidades.

El alcalde de Convención, Hermes Alfonso García, coincidió con Pinzón en que la posibilidad de poner fin al conflicto con el Eln es fundamental, puesto que a diferencia de otras regiones del país, en Norte de Santander convergen muchos grupos armados “y la única opción real para avanzar en la construcción de la paz territorial es mediante la negociación”.

García se mostró confiado en que pronto se logrará un consenso frente al acuerdo de paz con las Farc, considerando las modificaciones que sean viables. 

“Los que le hemos dicho sí a la paz estamos a la espera de esa celebración de los acuerdos definitivos para poner todo nuestro esfuerzo en la implementación de los mismos”, dijo.

En Toledo, otro de los municipios en los que históricamente ha hecho presencia el Eln, la idea de que se avance en un proceso de negociación con esa guerrilla también genera optimismo e ilusión.

“Para nosotros es muy gratificante esto. Es el mensaje que estábamos esperando desde cuando se empezó a hablar de paz. Esperábamos con mucha ilusión que se pudiera empezar a hablar con el Eln porque para territorios como el nuestro, la paz quedaba a medias”, manifestó el alcalde de ese municipio, Jairo Alberto Castellanos.

Dijo que tiene la esperanza de que esta iniciativa tendrá resultados positivos para bien, no solo de su población, sino de todo el departamento y el país.

En Norte de Santander, el Ejército de Liberación Nacional hace presencia hace más de 40 años y hoy cuenta con 12 frentes y unos 478 hombres en armas, sin contar los milicianos.

El lunes, después de una larga espera por cuenta de la insistencia de esa guerrilla de mantener la práctica del secuestro, voceros del Gobierno y el Eln decidieron avanzar a la fase de negociaciones, la cual comenzará el próximo 27 de octubre, en Ecuador.

Liberaciones de guerrilleros

Tras el anuncio del Gobierno y el Eln de dar paso al proceso de diálogos para buscar un acuerdo de paz, se conoció que algunos presos de esa guerrilla serán dejados en libertad para que se vinculen a la mesa de negociación que se instalará en Ecuador.

La confirmación fue hecha por el arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve, facilitador de los diálogos, quien aseguró que algunos de los liberados van a actuar o ya han venido actuando como gestores de paz.

“El Eln tiene unos 500 presos y algunos requieren una solución humanitaria a sus casos, la cual podría darse en las próximas semanas, en simultáneo con la liberación de secuestrados que están aún en poder del grupo armado”, manifestó el prelado.

La decisión de excarcelar a algunos guerrilleros, a modo de pacto humanitario, fue clave para “descongelar” las negociaciones, según explicó Monsalve.

Las partes ya definieron que en la segunda semana de la negociación, desde el 3 de noviembre, en la mesa se abordará la discusión de las liberaciones por razones humanitarias.