Escuchar este artículo

El apoyo a Duque sube la tensión en el liberalismo

Miércoles, 30 de Mayo de 2018
El senador Juan Manuel Galán cuestionó la posición de César Gaviria y la calificó de traición al liberalismo.

Bien dicen que la política es dinámica y que en un escenario electoral cualquier cosa puede pasar. Y así está quedando demostrado por estos días en los que el juego de las alianzas y la reconfiguración de fuerzas para la segunda vuelta presidencial están sobre la mesa, pues  ninguno quiere salir perdedor.

El Partido Liberal, que durante ocho años ejerció una férrea oposición al gobierno de Álvaro Uribe Vélez y que durante la administración de Juan Manuel Santos mantuvo sus diferencias con el exmandatario y su nuevo partido, el Centro Democrático, por cuenta del acuerdo de paz con las Farc, hoy se puso de su lado.

Liderados por el expresidente César Gaviria, un grupo de 39 senadores y representantes de la tolda roja, de los 50 elegidos en marzo pasado, confirmó su respaldo a la candidatura de Iván Duque, quien está disputando la Presidencia de la República con el aspirante de la Colombia Humana, Gustavo Petro.

Durante la junta parlamentaria en la que se tomó la decisión de aterrizar en las toldas del uribismo, por considerar que Duque es la mejor opción para el país en la segunda ronda, dos de los asistentes  al encuentro se abstuvieron de votar. Otros siete congresistas, entre los que figuran los senadores Horacio Serpa, Luis Fernando Velasco y Andrés Cristo, no asistieron.

Ante las críticas que suscitó su reunión con el aspirante del Centro Democrático, el lunes en la noche, y la ya advertida decisión de apoyarlo, el exmandatario señaló que el respaldo será condicionado.

“Sobre el proceso de paz se mantienen las diferencias y acordamos que el escenario para esas discusiones será el Congreso, donde los liberales no acompañaremos nada que vaya en contra del acuerdo y si la diferencia es insalvable, pues se tendrán que pronunciar las Cortes sobre las modificaciones que él proponga”, declaró Gaviria.

Señaló que fue Duque el que les manifestó la intención de que el liberalismo hiciera parte de su coalición de gobierno, aunque manteniendo las posiciones de cada colectividad.

Se ahonda la crisis

La decisión de un sector del Partido Liberal de unirse a la candidatura de Iván Duque terminó por ahondar la crisis en que desde hace tiempo está sumida esa colectividad.

Algunos dirigentes, como el senador Juan Manuel Galán, cuestionaron la posición de Gaviria y la calificaron como una traición al liberalismo. 

“La alianza del Partido Liberal con Iván Duque traiciona al liberalismo con un candidato que representa la antítesis de los principios y valores liberales”, reprochó Galán.

Los siete senadores que decidieron no asistir a la reunión de bancada, también dejaron constancia de que conformarán un equipo “que analizará con criterio independiente la situación política del país”.

El exministro y exprecandidato, Juan Fernando Cristo, uno de los más duros críticos de Gaviria, lamentó lo sucedido ayer y lo consideró como “un mal chiste”, del expresidente. “Pretender orientar el voto de 400.000 liberales en una reunión sin la mitad de la bancada de Senado y sin @DeLaCalleHum, el candidato que obtuvo esos votos, es un mal chiste”, escribió en sus redes sociales.

El expresidente Ernesto Samper culpó, igualmente, al director del liberalismo, de acabar con el partido.

Image
La opinión
La Opinión