Escuchar este artículo

Jairo Yáñez quiere dejar un futuro trazado para los jóvenes

Lunes, 28 de Octubre de 2019
‘El viejito del megáfono’ superó la votación del actual alcalde, César Rojas Ayala.

El fervor de los cucuteños hacia el candidato del partido Alianza Verde, Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, en las semanas decisivas de la contienda electoral se vio reflejado en las urnas. 

Desde los primeros boletines de la Registraduría empezó a tomar diferencia y luego de informadas la totalidad de las mesas, la ventaja fue contundente: 110.462 votos sobre 90.616 que obtuvo Jorge Acevedo Peñaloza, el abanderado del ramirismo.

Tal fue el triunfo de ‘el viejito del megáfono’, que también superó la votación del actual alcalde, César Rojas Ayala, quien hace cuatro años llegó al poder local con 102.936 votos.

Conocidos los resultados, la euforia se apoderó del equipo de campaña de Yáñez y de centenares de seguidores que se reunieron en el restaurante Rodizio, donde el alcalde electo con su talante de tranquilidad y de seguridad, siguió minuto a minuto cada boletín de la Registraduría.

Allí, en exclusiva, ofreció sus primeras declaraciones como alcalde electo a La Opinión y señaló que “es un momento especial para la ciudad y en forma paralela al tema emocional, significa un tremendo compromiso. El punto de partida es entender que es un momento histórico para Cúcuta, este triunfo es un ejemplo que tiene que irradiarse a nivel nacional, en medio de tantas desgracias vividas por la corrupción”.

La dinámica de cambio que representa Yáñez, quien fue arropado por un apabullante voto de opinión en la frontera, “debe permear en la mente y en el corazón de quienes convivimos en Cúcuta, las cosas no se pueden seguir haciendo de la misma manera, es doloroso pensar lo que se venía viviendo en la ciudad, menos mal que ahora eso es tiempo pasado”.

Uno de los momentos emotivos de la celebración de Yáñez con sus seguidores fue cuando le pasaron un micrófono para que ofreciera su discurso, pero este quedó a un lado porque sus seguidores le pidieron que lo hiciera con el megáfono, el mismo con el que recorrió las diez comunas de Cúcuta y de calle en calle, captó la atención de la ciudadanía.

“No más zurrones, varias semanas se necesitaron para construir este sueño, los jóvenes son mi mayor motivación y quiero confesar que no me quiero morir sin intentar dejar un camino trazado para la juventud”, dijo en tono emotivo el alcalde electo, en medio de los aplausos y de los coros de “si se pudo”.

Yáñez, durante su discurso, ratificó que tiene un compromiso permanente con los niños, los colegios, las madres, las universidades y los adultos mayores, una población que según él está ansiosa de conectarse con los jóvenes para elevar a Cúcuta a verdaderos niveles de desarrollo.

Para llegar a ello, de acuerdo con Yáñez, se requiere de una gestión integral en la que la ciudadanía sirva de veedora, dejando a un lado la crítica destructiva y dándole paso a la constructiva, al ejercicio de decir no, pero acompañando esto de una solución.

Durante su campaña Yáñez argumentó que entre las necesidades más sentidas de Cúcuta está en primer lugar limpiar la casa, pues no se puede construir sobre un terreno invadido por la corrupción.

Para él, a partir de la recuperación de la confianza, “cada ser humano de esta ciudad tiene que entender que es alcalde de su propio espacio; por eso, sumando esfuerzos, vamos a lograr un objetivo común que transformará totalmente el ejercicio económico, social y ambiental”. 

En la tarea de gestar el cambio, según Yánez, las principales herramientas serán el trabajo, la ética y la moral. “Luego de tener la casa limpia buscaremos la mejor manera de traer inversión porque la inversión es la base de la generación de empleo, de empleo productivo”.

Sin las acostumbradas pomposas celebraciones de elecciones pasadas, con un discurso claro y con la mente puesta en lo que viene para Cúcuta, Yáñez culminó su discurso diciendo que “el futuro está en nuestras manos, de la mano de los jóvenes trabajaremos intensamente para hacer un ejercicio transparente y con ética”.

Le puede interesar Innovación, ciencia y tecnología serán mi obsesión como gobernador: Serrano

El ingeniero

El alcalde electo de los cucuteños, Jairo Yáñez, es ingeniero civil de la Universidad Santo Tomás. Él, acumula más de 45 años como empresario y también ha sido docente catedrático. Así mismo, se ha desempeñado en cargos del nivel directivo en representación gremial, como en Camacol e Induarcillas. Su liderazgo en este sector ha sido reconocido por entidades como Fenalco y la Cámara de Comercio. 

Yáñez ha recibido en varias oportunidades la medalla al mérito Juana Rangel de Cuéllar. Su descontento respecto del manejo técnico, financiero y político de la ciudad, lo llevó a tomar la decisión de postularse para el primer cargo ejecutivo del municipio con el respaldo de más de 300 empresarios, y con el apoyo de referentes de amplia favorabilidad nacional, como el ingeniero Rodolfo Hernández en Bucaramanga, Antanas Mockus y Sergio Fajardo.

Image
La opinión
La Opinión