Escuchar este artículo

Para elecciones hay alertas de orden público en Norte de Santander

Sábado, 19 de Mayo de 2018
El registrador nacional asegura que si bien el Eln decretó un cese de sus actividades para la jornada electoral, las alarmas están encendidas. 

A pocos días  de que los colombianos se dirijan a las urnas para escoger al nuevo presidente de la República, y en medio de la polémica en la que quedó envuelta la Registraduría por la solicitud que una funcionaria le engavetó a la campaña del candidato Gustavo Petro, y las denuncias de un presunto fraude por parte de la Fundación Paz y Reconciliación, el titular de la entidad, Juan Carlos Galindo, habló sobre la preparación de la jornada electoral del 27 de mayo.

El funcionario se refirió, igualmente, a las medidas que se podrían adoptar en los 12 municipios afectados por la emergencia de Hidroituango, con el fin de que sus pobladores no vean afectado su derecho al voto.

¿Qué tiene contemplado hacer la Registraduría frente a la emergencia en Hidroituango, para garantizar que los ciudadanos voten en los municipios afectados?

Por ahora estamos estudiando la situación. Viajaré a Medellín en compañía del ministro del Interior, Guillermo Rivera. Sin embargo, he estado en contacto telefónico con los delegados departamentales de Antioquia y de Córdoba  para instruirlos sobre el desplazamiento a las zonas y verificar cuál puede ser la afectación eventual de una complicación del problema.
 

¿Podría haber traslado de mesas de votación, al menos en los municipios a los que se les ordenó evacuar?

Me comuniqué con los registradores departamentales de esa zona para que me informaran de la situación actual y para que citaran a los comités municipales de seguimiento electoral con el propósito de evaluar el traslado de las mesas de votación de esos municipios. Ellos me van a estar informando permanentemente de lo que esté ocurriendo, para que estas comunidades tengan plenas garantías en las elecciones, en cualquiera de los escenarios. 

Esta situación, sumada a los últimos inconvenientes que ha tendido la Registraduría, genera dudas en la ciudadanía sobre el proceso electoral. ¿Qué garantías brinda la entidad a los colombianos?

La Registraduría viene preparando este proceso electoral desde hace más de un año. Un proceso electoral de esta magnitud implica el desarrollo de múltiples fases. Pero es un proceso electoral de plenas garantías que va a ser observado por muchas autoridades, entre ellas la Procuraduría General de la Nación y la Fiscalía. También habrá observadores internacionales y una misión de expertos de la Unión Europea, que ya está trabajando hace días.

Usted calificó de irresponsable e inoportuno el informe de la Fundación Paz y Reconciliación en el que se denunciaba una supuesta red de fraude electoral...

Sí, lo que pasa es que si se hace un informe en esas condiciones, diciendo que así se roban las elecciones en Colombia, se está planteando una comisión de delitos  y si esto es así, debe ser denunciado ante las autoridades correspondientes. Ese es un deber ciudadano que tenemos cada uno de nosotros en esa situación.

¿Cuáles son sus principales cuestionamientos a la investigación que ellos presentan?

Muchas de las afirmaciones las hacen con generalizaciones sin señalar casos puntuales y sobre supuestos. Si tienen pruebas, preséntelas, es el mejor servicio que le pueden hacer a la democracia del país. Pero, por el contrario, manifestaciones así de generales, sin pruebas y sin denuncias, le hacen daño al  país. También digo que es inoportuno porque se refiere al proceso electoral del 11 de marzo, que no ha terminado su escrutinio.  Es inoportuno porque  es presentado a la opinión pública diez días antes de las elecciones presidenciales, generando una desconfianza en la población  y la ciudadanía respecto al proceso.

Y en relación al inconveniente que se presentó con la campaña de Gustavo Petro, a quien no le cambiaron el logotipo en el tarjetón, ¿no cree que esto ayudó a acrecentar la desconfianza?

Puse en conocimiento de  la Fiscalía, hace unos días, una denuncia  penal por la omisión  del cumplimiento de una acción por parte de una funcionaria de la Registraduría, que tenía a su cargo recibir la resolución del CNE para incorporar el cambio de la tarjeta electoral, pero ese mismo día recibimos por parte de la campaña de Gustavo Petro, una comunicación  en la que notificaban que no iban a exigir o a pedir el cambio de tarjetas electorales, porque ya se habían impreso un buen número. Ese tema se mantendrá igual.

¿Qué expectativas tiene la Registraduría frente a las elecciones del próximo domingo?

Estamos  esperando que haya un mayor número de votantes en comparación a los de  hace cuatro años. Hemos hecho campañas para promover la participación de los ciudadanos  en las urnas y esperamos que cada quien haga uso de ese derecho. Hasta el mes de marzo, 1’377.916  ciudadanos  habían inscrito su cédula y el censo electoral está en más de 36 millones de personas,  pero la cantidad de votantes puede variar de acuerdo a las condiciones del momento.

¿El cese al fuego decretado por el Eln  les ha facilitado la logística electoral?

La operación electoral se facilita  cuando hay situación de tranquilidad. Cuando no hay afectaciones de orden público es mucho  más fácil transitar con el material electoral y  es más fácil para los ciudadanos desplazarse a votar.
Pero,  pese a este cese, ¿han recibido alguna alerta?

Tenemos alertas de orden público  en diferentes  sitios, por ejemplo, en Norte de Santander, a pesar  de que el Eln ha manifestado que va a hacer un cese de acciones, que esperamos  respete. Queremos que en otros sitios del país las cosas se mantengan con tranquilidad, como en las elecciones del 11 de marzo, que fueron las más tranquilas de los últimos años. De todas maneras, nuestros registradores y delegados departamentales están monitoreando  permanentemente la situación  con  los comités departamentales de seguimiento electoral.

Es decir,  tampoco va a haber movimiento de mesas...

Salvo la situación de Hidroituango,  que  podría originar un movimiento de  mesas, tenemos plena normalidad  en los demás puestos de  votación.

¿Cómo avanzan los detalles finales de la jornada?

Estamos muy bien. Tenemos ya adelantadas muchas de las fases del proceso. La infraestructura de  transmisión, recepción  y consolidación  de resultados ya está organizada. Organizamos un simulacro electoral la semana  pasada y resultó bien. Se están terminando de organizar los kits electorales que van a ser distribuidos en las diferentes mesas del país. El material electoral del exterior  ya se encuentra en los sitios,  porque este lunes 21 empieza la elección en el exterior. 

¿Cuánto cuesta la logística electoral y cuántas personas participan?

Entre las elecciones a Congreso  y las presidenciales son cerca de $1,2 billones. Intervenimos más de 3.800 funcionarios, más de 25.000 supernumerarios, personal de los contratistas, jurados de votación, veedores, Fuerza Pública, entre otros actores. Es decir, son muchas las personas  que han estado trabajando con mucho coraje, con mucha dedicación.

Image
Colprensa
Colprensa