Escuchar este artículo

El barrio José Bernal, con el doctor en la huerta

Viernes, 9 de Marzo de 2018
Una iniciativa de la comunidad y la organización solidaria Aiesec.

Menta, para la acidez estomacal; caléndula, para cicatrizar heridas; ruda, para favorecer la menstruación y tratar los espasmos estomacales; romero, para aliviar el dolor muscular; mejorana, para el insomnio; y sábila como coagulante, antialérgica, y antiinflamatoria. Todas con un don medicinal. Y es que en el barrio José Bernal el médico está en la huerta.

El naciente huerto medicinal en el barrio empezó como iniciativa de la comunidad y de la organización solidaria Aiesec.

Unas 50 personas prepararon el espacio con aserrín y abono orgánico donde sembraron sus árboles ya crecidos y otras semillas. La idea es llevar la medicina natural de casa en casa. Son muchas las necesidades que tienen en el barrio, uno de los más pobres, y pocos los que pueden comprar un medicamento en una droguería.

Con el huerto en el barrio, ya serán menos los que deban preocuparse por comprar algo para el dolor de cabeza.

“Esto es tener el médico a la mano. Enseñar a los jóvenes y niños lo que nuestros abuelos hacían para mejorar su estado de salud, sin necesidad de tener una pastilla en la boca. Esto es natural”, así lo expresó Eddy Bohórquez, líder de la comunidad.

Son más de mil familias que se benefician de esta iniciativa, que busca sumar nuevas especies medicinales día a día. Llevan casi un mes con la siembra y ya empezaron a ofrecer las primeras tomas de té.

Las mismas condiciones de vulnerabilidad de estos hogares, “nos permiten como comunidad buscar opciones para aquellos que no la tienen”, dijo.

El huerto medicinal en José Bernal crecerá y crecerá, porque la dedicación que le han puesto a cada semilla y planta es un ejemplo de hacer las cosas con mística, en un espacio tan pequeño.

Image
La opinión
La Opinión