Escuchar este artículo

Icetex ¿Una verdadera oportunidad?

Martes, 22 de Junio de 2021
Usuarios han manifestado su descontento por el valor que deben pagar una vez finalizan los estudios superiores.

En Colombia salen, al año, alrededor de 600 mil bachilleres. De ellos, un porcentaje considerable quiere acceder a una educación superior. 

Entrar a una universidad en el país sigue siendo un reto para los jóvenes, sobretodo de escasos recursos, que quieren seguir estudiando y formándose. 

En la actualidad, hay más de 200 universidades en Colombia, de estas solo 32 son públicas, las restantes son privadas y el valor del semestre puede oscilar entre 800 mil y 30 millones de pesos. 

Es por esto que muchos de ellos deciden acudir a créditos educativos que les prestan el dinero para poder solventar el costo del semestre, algunos van a entidades financieras que otorgan un crédito el cuál debe ser pagado en el tiempo de estudios con una tasa de interés.

Sin embargo, el Gobierno Nacional ofrece la oportunidad de acceder al crédito que otorga el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), que tiene como lema ‘invertir en la educación de los colombianos’.

Su propósito, desde su fundación hace 70 años, es que un mayor número de ciudadanos puedan pagar sus estudios con una tasa de interés inferior a la que ofrece una entidad bancaria, pero algunas personas no están de acuerdo con los cobros que se están haciendo en este momento, señalando que ya dejó de ser una ayuda para ellos. 

Image

Zulay está pagando el triple

Zulay Rojas, una joven bogotana de 25 años, cumplió su sueño de estudiar diseño en una de las mejores universidades del país.  

El valor del semestre superaba los siete millones de pesos, un monto alto para ella, pero que igual decidió asumir.

“Al principio yo empecé con un crédito 50-50 (paga el 50% en época de estudios y el restante después del grado), luego de unos problemas tuve que pasar a las modalidad de Tu Eliges 25%, con el beneficio de que me condonaban el 25% de la deuda”, relata Rojas. 

El alivio la acompañó durante su época de estudios, pues solo tenía que pagar un porcentaje del semestre y podía ahorrar para pagar el restante una vez saliera. 

Cuando Rojas se graduó tuvo un año de gracia, tiempo que da la entidad financiera, para que el joven pueda entrar a la vida laboral. En ese tiempo, el deudor debe pagar solo los intereses que son calculados según la Tasa de Precios al Consumidor (IPC). 

En 2015 empezó la pesadilla para la bogotana, que según le contó a La Opinión, solo quería llorar cuando vio el primer recibo de la etapa de amortización. 

“Me llega un recibo de 900 mil pesos, y creo que esta es una de las fallas de Icetex, a ti te explican todo lo de la etapa de estudios, pero no son claros como serán los cobros una vez terminas”, dijo. 

Sumado a esto, precisa que no ve que su deuda disminuya aún cuando ha pagado de forma cumplida sus cuotas, y que incluso ve que el monto se ha triplicado.

“Al finalizar mis estudios, la deuda quedó en aproximadamente 11 millones de pesos, hoy estoy debiendo 36 millones de pesos. Si yo pago una cuota de 780 mil, solo 150 mil van para capital y el restante para intereses corrientes”, cuenta Rojas.

Desilusión es lo único que siente la joven, que señala que lleva más de cinco años pagando su crédito estudiantil y aún no ve cerca la expedición de su paz y salvo.

“¿Este es el futuro que nos espera? La única forma de pagar esto es viviendo con la familia gran parte de la vida, o irnos a un país del primer mundo a hacer labores que los locales no quieren hacer ¿Un apartamento?, ¿Una moto? Eso no es opción para nosotros”, finalizó Rojas. 

Image
Los estudiantes universitarios podrían recibir una remuneración por sus prácticas en entidades del Estado. /Foto Archivo La Opinión

Ismael y el sacrificio de ser doctor

Ismael José González-Guzmán, un vallenato apasionado por el estudio y las ciencias sociales, decidió empezar a cursar su doctorado a sus 30 años. 

Tener el título de Ph.D de la Pontificia Universidad Javeriana, le costaba a Ismael poco más de 68 millones de pesos, un valor que no podía solventar en ese momento. 

Pero aún sí decidió continuar con sus estudios y pidió un crédito en Icetex, con el cuál pagaría la totalidad del posgrado. Su titulo doctoral llegó y el dolor de cabeza por los pagos también, aún más cuando inició la pandemia provocada por la COVID-19.

“Tuve que pedir unos alivios financieros por la llegada de la pandemia, no hubo problema con eso, el problema llegó cuando empecé a ver los montos a pagar”, cuenta González.
 
La entidad financiera le desembolsó $68.752.600, en época de estudios pagó $29.274.211 y luego de refinanciar su deuda se llevó la sorpresa que debe pagarles $60.518.993 en 144 cuotas de $700.020, es decir, debe pagar en total $100.802.880

Ismael al ver que debía que pagar casi el doble de lo que solicitó en un inicio, envió un derecho de petición a la protección del consumidor, pero no recibió una respuesta concreta que le solucionara su problema. 

“En Colombia no es rentable formarse, ni ser estudiado ¿cómo pagas una deuda de esas con un sueldo de profesor? Es muy difícil”, le dijo González a La Opinión. 

El vallenato está actualmente analizando otras opciones de pago y le preocupa en gran medida tener esa deuda por 12 años, tiempo al que fue refinanciada luego de la pandemia. 

¿Qué dice Icetex?

Frente al descontento de los usuarios, sobretodo en el tema de los alivios económicos durante la pandemia, la entidad financiera precisó que las ayudas que ofreció fueron la interrupción de pago de cuotas sin intereses, reducción de la tasa de interés al IPC, reducción de la cuota mensual mediante la ampliación de plazos de los créditos y el acceso a nuevos créditos sin codeudor.

Este plan tuvo una inversión que supera los $53.000 millones y fue  implementado desde marzo del 2020 con el fin de aliviar las dificultades económicas de estudiantes y padres de familia, derivadas de la pandemia. 

La Opinión intentó obtener explicación sobre el funcionamiento de la tasa de interés y el incremento considerable de los montos, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión