Escuchar este artículo

Así sería el acuerdo de reorganización del Cúcuta Deportivo

Martes, 22 de Febrero de 2022
El miércoles, acreedores del Cúcuta votarán la confirmación del acuerdo de reorganización.

En la jornada de mañana, el futuro jurídico del Cúcuta Deportivo podría tomar un rumbo completamente diferente que le volvería a dar vida y salir del oscuro proceso de liquidación judicial. 

Tras un acuerdo presentado por el liquidador Rodrigo de Jesús Tamayo, los acreedores votarán para confirmar esta nueva propuesta de pago para las distintas deudas que tiene la sociedad. 

Con el 50 %, más uno, de los votos favorables, el acuerdo de confirmará y el rojinegro entrará nuevamente al proceso de reorganización empresarial, mismo en el que se encontraba antes de la liquidación y que llevó por un poco más de 7 años (22 de mayo de 2013-11 de noviembre de 2020). 


Lea también: Este es el plantel que entrena a nombre del Cúcuta Deportivo en Antioquia


Con esta nueva fase, el Cúcuta Deportivo como “sociedad volverá a estar activa. Es como si volviéramos a la época de noviembre de 2020 (antes de la liquidación). Se restablecen la asamblea, la junta directiva, el representante legal. Todos vuelven, los que venían”, explicó el Johann Manrique, Juez del concurso e Intendente Regional de la Superintendencia de Sociedades. 

La deuda del conjunto motilón asciende a los 13 mil millones de pesos entre decenas de acreedores laborales, externos, internos y entidades públicas. 

¿Cómo sería el acuerdo?

En un documento enviado por el liquidador a los distintos acreedores, se puede apreciar que el acuerdo tendría como inicio de pagos el 30 de junio de 2023 y finalizarían el 30 de diciembre de 2036, es decir en 14 años. 

Las acreencias laborales, en las que clasifican las de jugadores, cuerpos técnicos, empleados de las diferentes áreas de la empresa, serían las primera en pagarse. El equipo tendría un periodo de gracia de un poco más de un año. Los pagos se efectuarían en cuatro cuotas semestrales desde el 30 de junio de 2023. 

En el caso de las deudas a las entidades públicas, entre ellas el Instituto Municipal para la Recreación y Deporte (IMRD) y Alcaldía de Cúcuta, se cumpliría a una cuota el 30 de diciembre de 2025. 


Recuerde: ¿Cómo entender la actualidad del Cúcuta Deportivo?


Por el acuerdo incumplido a las entidades públicas se pagaría  desde el 30 de diciembre de 2028 con cuatro cuotas iguales semestrales. En esta misma categoría se habría pactado el pago de las acreencias laborales a una solo cuota el 30 de diciembre de 2027. 

En el caso de las acreencias internas (entre ellas a accionistas) se pagarían desde el 30 de junio de 2026 con dos pagos semestrales hasta el 30 de diciembre de 2026. 

Para los acreedores externos (todo tipo de deudas presentadas por fuera del momento en el que liquidador graduó y calificó el crédito) a nivel de las deudas administrativas, se pagarían a una cuota el 30 de diciembre de 2027, mientras que las del acuerdo incumplido en 12 cuotas semestrales entre 2030 y 2035.

Comité de acreedores

En entrevista concedida a este medio, el intendente regional Johann Manrique explicó que existía la posibilidad de crear un comité de acreedores que cumpliría control y vigilancia sobre cómo se lleva a cabo este acuerdo. 

Entre las funciones principales podrán revisar los estados financieros del Cúcuta Deportivo a nivel trimestral, informar cuando considere que no se podrá cumplir con lo pactado y cerciorarse de las operaciones que celebre o cumpla el Cúcuta. 

Este comité estaría conformado por la Alcaldía de Cúcuta, el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte (IMRD), la Dian y la empresa Pavimentos y Construcciones. Además, como suplente estará un representante de las acreencias laborales. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda