La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

¿Qué provocó la cuarta masacre en Cúcuta?

La Policía permaneció durante varias horas en ese sector del barrio Antonia Santos, buscando pistas y testimonios que les ayudaran a identificar a los asesinos.

La nueva masacre que se registró la madrugada de ayer, en la invasión Brisas del Mirador, alrededor del barrio Antonia Santos, está cubierta con un manto de dudas y misterio. Aunque al sitio llegó uno de los fiscales de la Unidad de Vida para dirigir una inspección técnica minuciosa por parte de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) y recopilar todas las pistas y testimonios posibles, aún las autoridades judiciales no tienen claridad de qué provocó este hecho de sangre.


Lea: Ataque a bala dejó un muerto y un herido en El Porvenir


Por ahora hay tres hipótesis sobre el triple homicidio. La primera indicaría que una guerra entre dos bandas de microtráfico que hay en ese sector llevó a que se diera esta lamentable historia, pues una de las víctimas, Edinson Daniel Montañez Pacheco, tiene un antecedente judicial por haber sido capturado con drogas, celulares, un radio de comunicaciones y un arma traumática.

“Hay fuentes que nos indican que él pertenecería a la banda de ‘Porras’ y, presuntamente, se habría quedado con un dinero y unas drogas, lo que habría llevado a que lo asesinaran, pero no se ha podido confirmar”, indicó una fuente judicial.

La segunda hipótesis estaría basada en varios testimonios en los que aseguran que Edinson Daniel y otras personas se habrían hecho pasar como miembros de una organización criminal, imponiendo extorsiones y hasta desplazando algunos habitantes de esa invasión de la ciudadela Juan Atalaya.

Y la última hipótesis, que sería la más débil para las autoridades, es que la masacre se dio en medio de un robo, porque los homicidas se hurtaron un televisor, dinero y, al parecer, algunas drogas.

El coronel Carlos García, comandante (e) de la Policía Metropolitana (Mecuc), aseguró que en estos momentos no pueden descartar ninguna versión y que para eso está trabajando en un grupo especializado conformado por miembros de la Sijín y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI).

 

Lo que tienen por ahora

Lo único claro que tienen los investigadores judiciales es que hacia las 2:00 a. m., de ayer, dentro de la vivienda donde se encontraban Edinson Montañez Pacheco y dos hermanas, Mary Laudith y una adolescente de 17 años, sonaron varios disparos, lo que alertó a los vecinos de que algo malo acababa de suceder, pero ningún habitante de la invasión se atrevió a salir de sus casas.

Después de varios minutos comenzaron a escuchar que un hombre pedía que lo auxiliaran, fue ahí cuando las personas salieron de sus residencias y se encontraron con la trágica escena en un cuarto donde queda la Súper Tienda La Negra: Edinson Daniel estaba totalmente ensangrentado y agonizante, mientras que las dos mujeres ya habían muerto.

“Una vez se conoció el escándalo, unas personas se metieron a la casa y vieron los cuerpos de las muchachas, por lo que avisaron a las autoridades. Nosotros no ingresamos, pero nos cuentan que el lugar estaba lleno de sangre y había cosas tiradas en todas partes”, relató un habitante del sector.


Exclusivo: Asesinan a un comerciante de repuestos para vehículos en Cúcuta


Un conocido de las víctimas decidió subir a Edinson Montañez a su vehículo y trasladarlo rápidamente hasta el Policlínico de Atalaya.

Cuando los galenos de turno recibieron al hombre baleado, rápidamente alertaron a la Policía, por lo que una patrulla se desplazó hasta ese centro médico para conocer el caso, pero minutos después Montañez Pacheco falleció.

“Al lugar llegaron varias personas, entre esos unos familiares que comenzaron a llorar y a gritar. Fue muy difícil ver eso”, recordó un residente de la invasión.

Las autoridades también recibieron varias llamadas telefónicas por parte de la comunidad alertando de que en Brisas del Mirador se había presentado la masacre, por eso de inmediato la Mecuc organizó un grupo de uniformados y se trasladó a ese lugar.

Cuando los policías llegaron al sitio comenzaron a conocer algunos detalles del hecho, que les indicaban que al menos seis hombres vestidos de negro ingresaron a la casa de las víctimas y luego de agredirlas física y verbalmente, las apuñalaron y finalmente les dispararon.

“Yo creo que los ‘manes’ (asesinos) esperaron a que nosotros apagáramos las luces para cometer el hecho, pues a las 2:00 a.m. nos acostamos y a los pocos minutos sonaron como diez disparos y luego escuchamos los gritos de un hombre (Edinson Montañez)”, contó otro habitante de ese humilde sector.

masacre

Cuando los peritos forenses de la Brinho ingresaron a inspeccionar la vivienda, se encontraron con una dantesca escena que llevó a que se tardaran alrededor de dos horas en la diligencia judicial.

El duro momento por el que atraviesa la familia de las víctimas se vio en la mañana de ayer, mientras que ingresaban a la casa para limpiar la sangre y revisar el desorden que dejaron los asesinos, que se habrían robado un televisor y otras cosas.


Conozca: Masacre en una invasión de Cúcuta: asesinaron a tres hermanos


Entre amigos y allegados a los hermanos asesinados se comentaba que los homicidas llegaron por la parte trasera de la residencia y entraron abruptamente, sin darle chance de reaccionar a las víctimas.

También se conoció que en esa vivienda vivían Edinson Daniel con su esposa y una hijastra, pero ellas no se quedaron la noche del lunes.

 

Algunas pistas

Entre algunas pistas que tienen las autoridades para iniciar la investigación, está que Edinson Montañez Pacheco era muy conocido entre los policías del cuadrante, pues en enero pasado fue sorprendido portando un arma traumática, en un billar de esa invasión.

Dos meses después, la vivienda de este hombre fue allanada en un procedimiento judicial, encontrándole drogas, una pistola traumática, una gramera, celulares y un radio de comunicaciones, siendo presentado ante un juez y recibiendo una medida de aseguramiento.

“Edinson había sido privado de la libertad y se encontraba con una medida domiciliaria”, sostuvo el coronel García.

Un mes después, Edinson Montañez volvió a verse inmerso en otro hecho, esta vez se salvó de morir en un ataque armado que se dio el 16 de abril, en la invasión Nueva Ilusión, donde recibió dos balazos en el brazo derecho y la espalda. En esa oportunidad falleció Esequiel Galvis Rincón, quien recibió dos tiros en la cabeza.

“Sabemos que él se estaba recuperando de las heridas que recibió en ese entonces y por eso sus hermanas lo estaban cuidando”, manifestó el alto mando policial.

 

Un reciente crimen en esa misma invasión

Las autoridades también tratan de establecer si el asesinato de Keivi Danney Rangel Antúnez, de 26 años, ocurrido el pasado 22 de junio, a menos de una cuadra de donde mataron a los hermanos Montañez Pacheco, tendría relación con esta reciente masacre.

Pues el crimen fue similar, unos hombres entraron a la casa, le dispararon varias veces a Rangel Antúnez, quien se encontraba en su cuarto, y luego de revolcar la casa, se fueron tranquilamente.

Los investigadores conocieron que la víctima trabajó como raspachín en Tibú, desde agosto de 2022 y hace al menos seis meses estaba viviendo en Cúcuta.

Las otras masacres

Con la masacre de ayer, ya son cuatro las que se han cometido en Cúcuta y el área metropolitana, en lo corrido de 2023.

El primer crimen múltiple se registró la noche del pasado 8 de enero y las víctimas fueron José Francisco Quintero Robles, alias Tío o El Mono, un presunto líder de Los Pelusos; su esposa Darkis Lorena Acevedo Villamizar y Wilmar Lázaro Patiño, ‘Rute’, quien también sería integrante de esa estructura. Un hombre resultó herido.

Juan Manuel Vásquez Chavarriaga, alias El Paisa, fue capturado por estar sindicado de haber cometido la masacre dentro de un pool en la invasión Alfonso Gómez.

El pasado 21 de febrero, hombres armados y encapuchados protagonizaron la segunda masacre en Los Patios. Ese día, los pistoleros llegaron disparándoles a los consumidores de drogas que estaban en el sector La Pichera, en el barrio Pisarreal, asesinando a cuatro personas.

La otra masacre ocurrió el 14 de mayo, en zona rural de Cúcuta, exactamente en la vereda Los Reyes, del corregimiento Buena Esperanza.

En ese momento, un grupo de hombres fuertemente armados mató a tres hombres y quemó dos motocicletas. Las autoridades señalaron que se trató de un ataque del Eln contra los gaitanistas.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 28 de Junio de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día