La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Con el tiempo en contra, alcalde Jairo Yáñez necesita $18.200 millones para terminar obras

La aprobación de los recursos está en manos del Concejo, que tiene en estudio el proyecto de acuerdo para la incorporación de recursos del balance al presupuesto de Gastos y Rentas, algo así como 135.000 millones de pesos.
 

La Opinión hizo un seguimiento minucioso de las grandes obras contratadas por la Alcaldía de Cúcuta y el Área Metropolitana de Cúcuta (AMC), con el fin de conocer el avance de ejecución e informar a los ciudadanos de la capital si se concluirán durante la actual administración o la siguiente. Para tal fin, se empleó la plataforma Secop I y II, y se consideró la información proporcionada por el AMC. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Se conoció que es necesaria una adición de $18.200 millones y de más tiempo para culminar el proyecto Corazones de Barrio en La Libertad, Estoraques, Scalabrini, Banco de Arena; la obra del colegio de Nuestra Señora de Belén y el mejoramiento de la avenida Las Américas. Así se lo manifestaron los directores de obra a la Contraloría Municipal durante una visita que les hizo a los sitios de trabajo.

De hecho, el alcalde Jairo Yáñez presentó al Concejo el proyecto de acuerdo OO6 de 2023, por medio del cual se efectúan créditos adicionales y traslados en el presupuesto general de Rentas y Gastos por valor de $135.495 millones, los cuales obedecen a saldos no comprometidos al cierre de la vigencia 2022, en el que se encuentran contempladas las adiciones.

La Opinión habló con órganos de control, concejales, comunidad y expertos en derecho y de lo que expresaron se desprenden muchas conclusiones. 


Lea aquí: Dura crítica del Concejo a Planeación por la acumulación de presupuesto


Primero, que es necesaria la adición presupuestal y que si esta no se produce el alcalde Yáñez estaría enfrentando serios problemas para cumplir con las expectativas de las comunidades. 

Segundo, que fue un error llevar la contratación de las obras públicas al Área Metropolitana de Cúcuta, dado que el municipio dejó de percibir recursos por concepto de estampillas para el Fondo de Seguridad y para programas sociales de la mujer. 

También hubo presunta omisión de principios básicos de planeación a la hora de contratar las obras, dado que en muchas de ellas, casi un año y medio después de haber sido contratadas no se ha pegado un ladrillo, como en el caso de los corazones de barrio de Estoraques, Scalabrini y del corregimiento Banco de Arena.


Lea también: Las apuestas por la transformación ecológica en Cúcuta


Tampoco, en las que ya están en marcha y llevan más de sesenta y de ochenta por ciento de avance, como es el caso del Corazón de Barrio de La Libertad y del colegio Nuestra Señora de Belén, respectivamente, no cuentan con licencia de construcción aprobada.

Y ni qué decir del tema predial, uno de los motivos principales por los cuales las obras se retrasaron en la mayoría de corazones de barrio.

A Yáñez le quedan ocho meses para el remate de su mandato y, con el sol a las espaldas, se corre la más endiablada carrera para lograr contar con los recursos que se necesitan para dar un final feliz a las obras contratadas.


 

Las comunidades le piden a contratistas y a la administración la terminación de las obras/Foto cortesía/La Opinión
Hay preocupación por la demora


El concejal y ponente del proyecto del superávit Guillermo León se expresó preocupado por la tardanza en la terminación de las obras contratadas por el alcalde Jairo Yáñez a través del Área Metropolitana de Cúcuta. Hay mucho inconformismo. 

“Está terminando el mandato y tenemos el sol en las espaldas”, dijo León.

Obras como los Corazones de Barrio no han tenido los avances necesarios. En el caso de Las Américas, donde se tiene un avance del 20 por ciento solo se ha demostrado la pavimentación de 500 metros.

“Nosotros tenemos la disposición de aprobar los proyectos necesarios, si es necesario los adicionales, porque la ciudad lo que quiere ver son obras. Que se cumpla el Plan de Desarrollo”, dijo León.


Lea también: Zulima y Guaimaral por fin tendrán un colector de aguas lluvias


Por su parte, el concejal Oliverio Castellanos manifestó que tiene todo el interés de que las obras se culminen, pero advirtió que en lo que a él respecta no dará su voto positivo si los recursos que se van a adicionar no están lo suficientemente sustentados.

De hecho, dijo que el proyecto de acuerdo presentado por el alcalde no ha tenido el curso correspondiente para su aprobación porque falta que la administración municipal haga llegar el cierre fiscal, que certifique cada una de las fuentes de financiación.


Llamado a los concejales para que analicen la parte jurídica

 

El abogado Martín Santos llamó la atención del Concejo para que revise bien el proyecto de acuerdo de las adiciones para las obras contratadas por el Área Metropolitana de Cúcuta, “a fin de que no se vayan a extralimitarse ni a saltarse la ley en la aprobación de esa iniciativa”.


Lea además: Las curadurías, foco de debate en control político a Gestión de Riesgo


En cuanto a las adiciones presupuestales, el profesional del derecho señaló que de aprobarse esos recursos como está planteado, el Concejo podría estar incurso en la comisión de varios hechos punibles.

Santos explicó que hay que mirar varias circunstancias: una situación es la aprobación de los dineros para que sean incorporados para la terminación de los contratos, en el supuesto de que van a ser para cumplir con lo que está expuesto el objeto de las obras.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que aquí no se está hablando solo de adiciones sino que hay una gran cantidad de hechos nuevos o aspectos nuevos que se requieren para ejecutar estas obras. 


Lea aquí: Por demoras en la entrega de baños, comunidad protesta en colegio de Los Alpes


Desde un punto de vista jurídico, estos se consideran modificaciones a los contratos originales, lo que significa que para poder incluirlos en el lugar de trabajo correspondiente, se requeriría una nueva licitación o contrato independiente.

“No se puede, bajo la figura de adicionar, modificar contratos en este aspecto”, advirtió Santos. 

La Corte Constitucional hace unas diferencias claras en la sentencia 214 de 2022 frente a lo que hay que tener en cuenta y mucho cuidado en el juego de términos entre la adición de obra  y la modificación, para no incurrir en el delito en contrato sin cumplimiento de requisitos legales.
 

El Corazón de barrio de La Libertad es el mas adelantado, pero aun así necesita adición de plata./Foto cortesía/La Opinión
 
Proyectos serán culminados

 

El director general del Área Metropolitana de Cúcuta, Miguel Peñaranda, es optimista con la culminación de las obras contratadas por su despacho y que hacen parte de los convenios suscritos con la Alcaldía de Cúcuta.

Dijo que para todas esas obras, entre las que figuran los Corazones de Barrio en La Libertad, Estoraques, Scalabrini y el corregimiento de Banco de Arena, así como el colegio Nuestra Señora de Belén, Baterías Sanitarias, el parque de Sevilla y la renovación de la avenida Kennedy, se hace necesario adicionar dinero para poderlas terminar y ponerlas al servicio de las comunidades.

Estas adiciones, explicó Peñaranda, tienen que ver con requerimientos extras que hizo la comunidad y, en otros casos,  por incremento de los costos de los materiales durante la pandemia.


Lea también: Se abrió la tierra en Villa del Rosario, puente volvió a colapsar


Recordó que los proyectos fueron estructurados en la pandemia y contratados a mediados de 2021. La gran mayoría inició obras a principios de 2022. 

Luego se suspendieron los procesos de construcción para legalizar un tema predial y tramitar la licencia de construcción.

Explicó que el incremento de los materiales de construcción sufrido durante la pandemia y pospandemia produjo un desequilibrio financiero. Precisó que estos materiales fueron el concreto y el acero.


Lea además: Comenzaron trabajos en las baterías sanitarias de la Central de Transporte


 “Recordemos que durante los últimos dos años, los materiales de construcción tuvieron un incremento anual del 31%. Esto afectó el costo de los proyectos”, precisó Peñaranda.


El director general del Área Metropolitana aseguró que todos los proyectos están en marcha.

En el tema concreto de la avenida Las Américas, dijo que no se contaban con los estudios y una vez terminados se determinó el valor real del proyecto, el cual tuvo que ser modificado por no contarse con los recursos suficientes. Indicó que este contrato tuvo en principio un sobrecosto, pero por tema de infraestructura, por acueducto y alcantarillado de aguas sanitarias y lluvias que no tenía el sector. “Las cosas se tenían que hacer bien y por ello toda esta reposición tuvo un coste de $7.000 millones.

Justificó la adición de $8.000 millones para culminar la obra de Las Américas, más un recurso de 3.000 millones para que Infraestrucura asuma obras complementarias de espacio público. 

Manifestó que el alcalde Jairo Yáñez dispuso los recursos para los Corazones de Barrio (los cuales corresponden a un crédito de $40.000 millones aprobado por el Concejo). 


Lea aquí: Niñez de Norte fue escuchada en la Asamblea


En cuanto a los recursos para las adiciones, dijo que están en trámite para la aprobación de su incorporación por parte del Concejo. Peñaranda reveló que para los Corazones de Barrio se requieren $8.295 millones, para lo cual les hizo un llamado a los concejales para que “piensen en las comunidades que esperan estas obras”.

“Quiero dar la absoluta garantía que todos los Corazones de Barrio, con los recursos adicionales, se van a terminar. Peñaranda invitó a los concejales para que den aprobación cuanto antes a las adiciones presupuestales.
 

En Scalabrini solo vinieron a ver en encerramiento del lote donde se levantará el corazón de barrio un año y medio después./Foto Cortesía/La Opinión
 
Nadie nos da respuestas: comunidad

 

Voceros de los más de 500 comerciantes que tienen sus negocios a la largo de la avenida Las Américas, y también de la comunidad, denunciaron que no ha existido unidad de criterios de parte de todos los actores que tienen que ver con el contrato de la pavimentación de esta vía. 

“Nadie sabe por qué Aguas Kpital se ha demorado tanto en reparar los daños sufridos en tuberías de acueducto, tampoco nadie da cuenta del plan de tráfico vial que debió preparar Tránsito municipal hace un año. 


“Pero tampoco nadie nos dice con certeza cuándo se van a terminar los trabajo y quién nos va a responder por todas las pérdidas sufridas por las inundaciones que hemos padecido y por el bloqueo que nos implantaron”.


Lea también: ‘Hospital de Ocaña podría quedar sin luz’, denuncia diputado


Por otro lado, papás que tienen hijos estudiando en el colegio Nuestra Señora de Belén, le dijeron a La Opinión que la administración municipal no previó la reubicación en otra sede de una parte de los estudiantes que debió salir del edificio principal y por ello unos grupos van una semana al colegio mientras los otros se quedan en casa.

En Estoraques, los vecinos del sitio donde se levantará uno de los Corazones de Barrio denunciaron también que llevan más de un año padeciendo bloqueos de las vías e inundaciones, “todo porque no se planeó construir primero el canal de aguas lluvias y un ‘box coulver’ antes de comenzar las obras del proyecto. 

A estas alturas ni lo uno ni lo otro ha despegado”, afirmaron los vecinos.

En el corregimiento Banco de Arena y el barrio Scalabrini, las comunidades se resignaron a ver terminados este año los corazones de barrio que les prometieron, todo porque las obras apenas comenzaron después de más de un año de estar contratadas.

El Contralor municipal, Oscar Sandoval, durante una visita a las obras de la alcaldía./Foto Cortesía

Las obras contratadas no pueden quedar inconclusas: contralor municipal

El contralor municipal, Oscar Sandoval, responde a La Opinión interrogantes relacionados con las obras públicas contratadas por la alcaldía de Cúcuta y el Área Metropolitana.

¿Cuántas visitas ha adelantado la Contraloría Municipal de Cúcuta (CMC) a las obras correspondientes a los convenios suscritos entre el Área Metropolitana (AMC) y la alcaldía, y qué se ha encontrado?

Se han practicado cuatro visitas de inspección al avance de las obras, y como resultado de las mismas se han trasladado observaciones con el propósito de advertir sobre el desfase en el inicio de algunos proyectos y en el cronograma de ejecución de la mayoría de los mismos con el ánimo de que se tomen correctivos y se puedan culminar las obras en los tiempos pactados. 


Lea también: Secretaría del Banco del Progreso no convenció al Concejo


¿Qué figura utiliza la Contraloría para evaluar estos convenios, cuál es el alcance, qué se busca, cuál es el objetivo principal? 

Actualmente se adelanta un especial seguimiento en los términos del artículo 75 del decreto 403. Es una actividad de control que consiste en el examen continuo y sistemático sobre el avance y el logro de los objetivos de una política, programa o proyecto, formulados para un periodo determinado y un presupuesto específico, con el fin de determinar el modo como están siendo implementados. 

Implica la recolección y análisis permanente de información útil para la toma de decisiones de vigilancia y control fiscal, durante la implementación de la política, programa o proyecto, con base en la comparación entre los resultados esperados y el estado de avance de estos”.


Lea además: Más de tres toneladas de residuos se recogieron en el Día de la Tierra en Cúcuta


 ¿Qué tipo de observaciones o presuntas irregularidades se han podido identificar en estas cuatro visitas? 

Según las evaluaciones realizadas por la oficina de control fiscal, se ha advertido una debilidad sistemática en la planeación y estructuración de los proyectos objeto de los convenios como consecuencia de varias omisiones que se han materializado en las diferentes suspensiones, prórrogas, modificaciones, ajustes de diseños, incumplimiento de los cronogramas de los proyectos, carencia oportuna de licencias y permiso, ausencia de propiedad o titularidad en algunos predios en los que se construirían los corazones de barrio, etc. 

Sin embargo, desde la óptica del control fiscal solo cuando se evalúe el resultado como ejercicio del control de resultado final de cada contrato se podría determinar si en los mismos se presenta afectación al patrimonio púbico. 

En el corazón de barrio de Estoraques no se la pegado un ladrillo año y medio después de contratada la obra-/Foto Cortesía/La Opinión

¿Qué medidas ha tomado la Contraloría para disminuir los posibles riesgos que se puedan presentar ante las observaciones evidenciadas? 

Dentro de las acciones realizadas por este órgano de control se podría destacar la actuación de seguimiento especial que irá hasta la liquidación de los contratos en ejecución por el AMC, los traslados oportunos de las observaciones que se han advertido en relación con la firma de los convenios celebrados con la Alcaldía de Cúcuta, la apertura de unos procesos de responsabilidad fiscal que fueron objeto de intervención excepcional por la Contraloría General de la Nación, el traslado a los demás órganos de control para lo de su competencia y la inclusión al plan de acción del año 2022 de la comisión regional de moralización.


Se ha constatado por parte de los directores de obra que será necesario una adición en tiempo y en dinero para poder concluir las obras ¿qué implicaciones tiene esto? 


Lea también: En marzo, Cúcuta redujo muertes por accidentes de tránsito


Son situaciones que se tendrán que valorar en el ejercicio de los sistemas de control que deben aplicarse y que serán reflejadas en el informe final del ejercicio de control fiscal que finalmente se adelante. De estos se podrían determinar las posibles incidencias de tipo penal, fiscal y disciplinario. 


¿De ser aprobadas esas adiciones se podrían catalogar como detrimento patrimonial?

En este momento del seguimiento especial no se podría determinar con certeza si se ha afectado el patrimonio estatal. Sin embargo, una vez se culminen los proyectos y se evalúe el control financiero de los mismos, se valoraría si en la ejecución de los contratos de obra y de interventoría celebrados por el AMC se generó un daño patrimonial o no, adicional al que ya se ha establecido en la evaluación inicial de los convenios. 


De no ser aprobadas las adiciones de recursos, ¿qué opciones tiene la ciudad para poder terminar las obras? 

Uno de los objetivos del seguimiento especial es hacer control en tiempo real que permita o contribuya a que los proyectos se le entreguen en funcionamiento a la ciudad; de lo contrario, habrá que evaluar las responsabilidades en cada caso. 


Lea además: ¿Qué pasó con la nueva terminal para Cúcuta?


¿Qué puede hacer la Contraloría para contribuir en todo este proceso?

La labor de la contraloría es garantizar la vigilancia y control del buen manejo de los recursos transferidos por el municipio de Cúcuta al Área Metropolitana y contribuir a que se cumplan los fines del Estado fijados por la administración municipal a través de cada convenio, el cual es generar desarrollo económico y social en los sectores priorizados, derivados de su condición socioeconómica. 


¿Cuáles son las medidas que tomará la Contraloría y qué busca con ellaS? 

Continuar con el seguimiento especial durante la ejecución de los proyectos, evaluar el material probatorio que se recabe y definir una vez se culminen los contratos, un ejercicio de control de legalidad, financiero, de gestión y resultado en cada gestión contractual alentada con ocasión a los convenios celebrados entre el municipio de Cúcuta y el Área Metropolitana, que permita evaluar el grado de cumplimiento de los principios eficacia, oportunidad, eficiencia, economía y valoración de costos ambientales y de ser necesario definir responsabilidad fiscal de existir probadamente un daño al patrimonio. 


Lea también: Estos son los inquilinos del Parque Santander


La Contraloría hace un llamado de urgencia para que las obras se terminen, para ello se requiere que se adelanten las respectivas acciones administrativas legales y técnicas para su oportuna terminación y prevenir posibles obras inconclusas y evitar daños al fisco de la ciudad.

Gracias al seguimiento especial que viene realizando la Contraloría Municipal de Cúcuta a las obras en ejecución que adelanta el AMC, producto de los convenios inter administrativos celebrados con el municipio de san José de Cúcuta, y a sus permanentes observaciones podemos determinar un atraso general de todas obras con respecto a su cronograma inicial y sus posteriores adiciones, sin embargo, con respecto a la visita realizada en meses anteriores vemos avances importantes en obras como corazón de barrio La Libertad y colegio Nuestra Señora de Belén, no obstante se observa con preocupación el casi nulo avance en obras como lo son corazón de barrio de Scalabrini, corazón de barrio Estoraques, corazón de bario Banco de Arena; rehabilitación avenida Las Américas.

Adicionalmente, hoy se evidencia la necesidad de adicionar recursos a todos para poder lograr tu terminación. Continuaremos con este seguimiento especial a estas obras de gran inversión por parte del municipio, con el objetivo que se cumplan los fines por los cuales fueron asignados tan importantes recursos y que las obras sean entregadas en el menor tiempo posible y con el menor impacto socioeconómico a la ciudadanía.
 


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 1 de Mayo de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día