Cácota le apuesta a los cultivos tradicionales

Viernes, 27 de Noviembre de 2020
Desde 1.924 empezaron a funcionar las trilladoras en Pamplona y Mutiscua. En Cácota se instalaron los molinos. 

Para rescatar los cultivos tradicionales, que por más 100 años hicieron parte del sustento de las comunidades rurales y urbanas, se implementó el proyecto: Sembradores de Futuro por Cácota. La iniciativa surgió del alcalde Carlos Augusto Flórez Peña, quien entregó las primeras semillas de trigo a los productores agropecuarios.

El municipio para garantizar la producción ofrecerá la asistencia técnica a los beneficiarios para que los trigales vuelvan a reverdecer y adquieran el color amarillo que anunciaba que la cosecha estaba lista para la trilla.

La provincia de Pamplona hace más de 90 años se destacó por cultivar extensiones de trigo, generando gran cantidad de mano de obra en preparación de los terrenos, la siembra, el cuidado y en la trilla que se producía en la temporada de diciembre.

A partir de 1924 entraron en funcionamiento varias trilladoras, entre ellas la Casa Molinera de Herrán que todavía conserva parta de la estructura en Pamplona. En Mutiscua también está en pie otro inmueble que se encargaba de procesar el cereal que se producía en ese sector de la región.

Lo mismo ocurrió en Cácota en donde solo quedaron los vestigios de lo que fue la bonanza que cesó como producto de las importaciones y el contrabando de harina hace más de 30 años. Allí funcionaron los molinos Santa Librada, El Sucre y El Oriental. Como estocada final la dio en 1990 la apertura económica, acabando con el cultivo de trigo.

Estrategia

El alcalde de Cácota explicó que la estrategia: Sembradores de Futuro por Cácota, busca que el trigo vuelva a ser parte de los cultivos representativos del municipio, tal como era 50 años atrás.

En el proceso están involucrados productores de varias veredas, quienes recibirán los insumos o semillas y el acompañamiento durante el tiempo de la cosecha. Flórez Peña, pretende que los jóvenes campesinos se involucren en el tema del trigo, que lo conozcan y se conviertan en los futuros productores de la región.

 El mandatario municipal sostuvo que cuando deje la administración y quien lo suceda, deberá continuar con el proceso para que se mantenga en el tiempo.

Optimistas

Los agricultores Alfonso Vera, Ciro García y Carlos Heriberto Vera, dejaron de sembrar trigo hace varios años, porque para comercializarlo no era rentable y los jornales de trabajo les resultaban costosos.

Lo poco que cosechaban lo destinaban para suplir parte de las necesidades alimentarias de familia. Ahora ven la oportunidad de fortalecer la producción con el impulso que les dará la alcaldía.

A través de la página oficial del municipio el exalcalde local, Jesús Antonio Araque Chiquillo aseguró que le gusta la idea de la Alcaldía. Hizo un recuento escrito en donde destaca que el trigo fue durante mucho tiempo un cultivo fundamental en la economía de Cácota, Chitagá, Mutiscua, Pamplona y Silos, esta última llamada la capital triguera del oriente colombiano. Recuerda que como campesino e hijo de cultivador conoció algunas de las variedades locales como: motilón, cubanca, colorao, bola y las producidas por el ICA bonza, regua y crespo.

Araque Chiquillo, detalla con precisión desde la preparación de los terrenos y demás procesos que terminaban con las faenas de trillado y la pesada de los bultos en romanas de machete.