Escuchar este artículo

En vía Pamplona-Bucaramanga, la Cruz Roja atiende a caminantes

Lunes, 16 de Julio de 2018
Muchos inmigrantes sólo van de paso aprovechando los precios módicos para estadías de hasta dos días.

En Pamplona hay preocupación por el aumento de inmigrantes venezolanos, a quienes ven andando de un lado a otro por las vías y los sectores más concurridos de la ciudad.

Muchos inmigrantes sólo van de paso aprovechando los precios módicos para estadías de hasta dos días, con el fin de retomar las fuerzas para continuar su camino hacia el interior del país.

Los venezolanos utilizan vías como la Central del Norte rumbo a Málaga (Santander), o la carretera que lleva a Bucaramanga. Buscando varios destinos como Perú, Chile y Ecuador. 

Algunos con la esperanza de encontrar un lugar en Medellín, Cali o Bogotá, ciudades donde los esperan amigos y familiares con la esperanza de conseguir trabajo.

Por las condiciones climáticas, representadas en el aumento de las lluvias y el intenso frío, les han recomendado que no recorran las carreteras caminando, sino que consigan una forma de viajar en vehículos.

Los que llegan a Pamplona de tarde o de noche se quedan durmiendo en terrazas, andenes, cerca de la Iglesia del Carmen o en la antigua sede de la escuela del barrio Juan 23, sitio que han bautizado “el albergue”.

Otros venezolanos pasan con su familia, cargando niños en brazos, mujeres embarazadas, ancianos,  personas en sillas de ruedas o en muletas. Todos con el objetivo de huir del pasado, de un país que fue su hogar. 

Puesto de salud 

Dadas las condiciones precarias de salud en que llegan los inmigrantes que han caminado por varias semanas o meses desde el interior de Venezuela hasta Pamplona, la Cruz Roja instaló por dos días un puesto en donde atendió heridas, ampollas y quemaduras ocasionadas por el sol de los venezolanos caminantes.  

Elkin Gómez coordinador del comité municipal para la gestión del riesgo, indicó que en los últimos días se ha incrementado la presencia de venezolanos, llegando a contabilizar cifras entre 250 y 300 personas al día.

“La mayoría va de paso hacia el interior del país para dirigirse a Perú, Ecuador, Brasil o Chile”, indicó Gómez.

Para atender los casos menores o de urgencias, el personal de la Cruz Roja, hizo presencia para ofrecer primeros auxilios a los inmigrantes.

Ubicaron el puesto en la salida a Bucaramanga, donde atendieron heridas, hicieron controles a las mujeres embarazadas, y tomaron la tensión de las personas adultas. Gómez, aclaró que los casos que no se pudieron tratar en el puesto de salud fueron remitidos al Hospital San Juan de Dios. 

También anunció que programarán una jornada de atención para la población inmigrante residente en Pamplona.

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda