Escuchar este artículo

Gobernación no comparte idea de albergues para venezolanos

Miércoles, 17 de Enero de 2018
Sugieren que la opción no brindará una solución de corto plazo.

Desde la Gobernación de Norte de Santander se rechazó la posibilidad de crear albergues para los inmigrantes venezolanos, asentados principalmente en Cúcuta.

Así lo confirmó Anelfi Balaguera, coordinador del Consejo departamental de gestión del riesgo, quien advirtió que “la Gobernación mantiene la posición de no dar albergues” por su inconveniencia y porque la institucionalidad ha hecho lo posible para mitigar los efectos de quienes están de paso.

“Abrir en este momento un sitio para concentración de personas sería contraproducente, porque estaríamos naturalizando a la población, generando expectativas que no hay, y sobre todo no va a ser una solución de corto plazo, mientras persistan las condiciones económicas y sociales en el vecino país”, declaró.

Le puede interesar: Hallan más venezolanos indocumentados en la vía Cúcuta-Pamplona

Así mismo, explicó que como autoridades de la ciudad receptora, se han efectuado  las actividades que permitan trasladar a los inmigrantes hacia otros destinos, en articulación con Cancillería y Migración.

“Si hacemos albergues, seguramente la población va a permanecer ahí, y no se le va a brindar una solución”, dijo.

En este sentido, recordó los problemas que se generaron en 2015 con el inicio del cierre de frontera que obligó a albergar a cientos de connacionales en la ciudad, y pidió tener en cuenta las condiciones de otras zonas de frontera en el mundo, como Siria o Turquía “con personas sin oportunidad para regresar a su país o incursionar socialmente al que llegan”.

Por ello enfatizó en que la idea de los albergues “se debe manejar con mucho cuidado, porque termina afectando más a la población receptora” y no cumple con las tareas de manejo migratorio como el que se viene haciendo con Cancillería.

Aunque Balaguera reconoció que “como departamento requerimos del apoyo nacional para solucionar los problemas inmediatos de la población, esto es, trabajo en salud, educación, atención de emergencias”, señaló que las condiciones de habitabilidad u oportunidades laborales solo se decide desde el orden nacional, debido a los esfuerzos económicos.

“Hemos trabajado ayudando con alimentos, víveres, transportes y esas acciones coordinadas han permitido que, de alguna manera, podamos manejar unos niveles de población flotante menores a los que ocurrirían sin la atención del Estado”, comentó.

Pese a ello, pidió al Gobierno Nacional mayor apoyo para “desembotellar la cantidad de personas que se están quedando en Cúcuta y que no tienen una salida formal”, y recomendó tener en cuenta salidas que se puedan manejar en la comunidad andina.

“Va a ser muy difícil que Colombia y, peor aún, Norte de Santander, absorba esta cantidad de personas que vienen buscando una oportunidad laboral y de futuro”, dijo. “El llamado es a generar políticas y oportunidades en otros países receptores como Perú, Chile, Bolivia, o Ecuador”.

Image
La opinión
La Opinión