Escuchar este artículo

A las UCI del Meoz les deben $11.500 millones

Viernes, 27 de Marzo de 2020
Medimás revisa cartera pendiente para el desembolso.

Las Unidades de Cuidados Intensivos  del Hospital Universitario Erasmo Meoz: adulto, pediátrica y neonatal son referencia en la región para las atenciones de pacientes críticos, y serán espacios vitales para los servicios de internación de personas con complicaciones por el COVID-19 en Norte de Santander.

Sin embargo, se conoció a través de fuentes del operador de estos espacios (Unión Temporal UCIS de Colombia) que desde el año pasado Medimás les debe aproximadamente unos $11.500 millones de facturación radicada por servicios prestados. Sobre este monto solamente se ha pagado el 5% de la deuda total.

Uno de los representantes del operador explicó que a los afiliados a dicha EPS se les sigue atendiendo, y enfatizó que en los planes de preparación y alistamiento se tiene previsto recibir a personas con coronavirus y que requieran cuidados especiales. 

“Estos recursos adeudados afectan la disponibilidad de dinero para ser reinvertido en la compra de medicamentos e insumos y en el pago del personal para garantizar la prestación del servicio a los mismos usuarios de Medimás y a los demás pacientes que requieren internación en UCI”, dijo una de las fuentes del operador.

En el hospital universitario de Cúcuta hay un total de 53 camas de UCI habilitadas en las tres áreas: 33 adultos, 6 pediátricas y 14 neonatales.

Al ser consultados sobre cómo están preparadas las UCI del Meoz, manifestaron que desde hace semanas están adelantado las gestiones administrativas y clínicas para garantizar los servicios a aquellos pacientes con coronavirus que necesiten ingresar a ellas. 

“Sin embargo, como todos sabemos, la capacidad instalada de las UCI en Cúcuta y en el país es insuficiente para garantizar estos servicios si se llegan a aumentar significativamente los requerimientos por esta circunstancia generada por la COVID-19”, planteó.

Expansión 

Se ha expuesto la necesidad de expandir la capacidad instalada de estos espacios tras cualquier contingencia por el virus, pero la fuente de la unión temporal indicó que es necesario el flujo de recursos financieros para invertir en más equipos, medicamentos, insumos y personal.

Actualmente, las tres unidades de cuidados intensivos del hospital cucuteño son manejadas por un grupo de aproximadamente 200 personas entre personal médico, enfermería, terapia y apoyo administrativo.

En promedio, según los estudios revisados por la unión temporal, un paciente con COVID-19 que ingrese a una unidad de cuidados intensivos requerirá de una estadía de entre 5 a 7 días, salvo algunos casos que podrían pasar de  los 10 días. 

El costo de este tipo de servicios es elevado y puede estar fluctuando entre los $5 millones y  $10 millones por paciente, aunque  todo va a depender del tipo de atenciones, insumos y medicamentos que se requieran.

“Estos son servicios de urgencia vital, en los cuales se tienen que internar pacientes en delicado estado de salud que requieren ventilación mecánica para poder garantizar su recuperación y evolución”, explicaron los voceros consultados.

Los representantes de la unión temporal han sostenido reuniones con la seccional regional de Medimás para tratar el tema de la deuda pendiente, pero los pagos son responsabilidad de la gerencia nacional de dicha EPS.

Escenario 

La situación del coronavirus amerita que estos espacios estén listos y prestos para cualquier contingencia que se presente en la región. Hay que recordar que en Cúcuta solo hay 204 camas disponibles para atender la emergencia y 6 intensivistas.
 
En días pasados, el médico Arturo Arias, vocero en Cúcuta de la Asociación Colombiana de Cuidado Crítico y Cuidado Intensivo (Amci), le advirtió a La Opinión que el 5% de los casos de personas contagiadas por el virus va a requerir cuidado intensivo y puede que no se consiga cama, porque además va a seguir el registro de personas   que requieran de estos servicios especiales por traumatismos y otras patologías. 

Habla Medimás 

Frente a esta situación se consultó a Medimás y la empresa explicó que la gerencia se encuentra, en estos momentos, revisando la cartera pendiente que se tiene con la Unión Temporal UCIS de Colombia dándole prioridad al tema.

Indicó que dicho análisis se  hace con el propósito de proceder a  efectuar los giros respectivos a esta unión temporal que maneja las unidades de cuidados intensivos del Hospital Universitario Erasmo Meoz.

Detallaron que por cuestiones administrativas se adelantan ajustes al proceso de pago con el fin de proceder a hacer la claridad de la cuantía total  de la cartera.  

Image
La opinión
La Opinión