Escuchar este artículo

Niños reciben las clases a oscuras y sin agua potable

Miércoles, 22 de Mayo de 2019
Ante la negligencia de la Alcaldía de Pamplona y el departamento.

En todo un drama se convirtió para los 40 niños de la vereda Alto Grande de Pamplona ir a estudiar. En febrero, Gestión del Riesgo ordenó reubicarlos argumentando fallas estructurales en la sede, curiosamente sin estudio técnico.

Ante el hecho, la Alcaldía los trasladó al Centro Educativo Rural de la vereda Navarro. Además de caminar más para llegar a la escuela, los padres quedaron sorprendidos al ver que el nuevo espacio estaba en peores condiciones, sin agua, sin energía y sin espacio para el restaurante escolar. 

El traslado fue condicionado a un estudio geotécnico que debía hacerse en 15 días y el mismo determinaría el riesgo de estudiar en Alto Grande. Ese tiempo pasó y Gestión del Riesgo de Norte de Santander no ha efectuado tal análisis. 

La vicepresidenta de la Asociación de Padres, Bianey Capacho, dijo que ante la negligencia de la Alcaldía de Pamplona y el departamento, hicieron un plantón en la sede de Alto Grande.

Además, “la profesora de secundaria, Teresa Parada, fue trasladada y nos quedamos sin quien ocupe ese cargo. Hay 15 estudiantes sin clases”, dijo.

Sobre la sede de Navarro, indicó que siguen a oscuras y el agua potable es un fantasma. Además, los baños son antihigiénicos.

“En general el inmueble está en malas condiciones y así no se estudia”, sostuvo. 

Sobre la sede Alto Grande Capacho dijo que ha resistido la temporada de lluvias. “La solución es que reabran la escuela. No hay necesidad de que maltraten a los niños de esta manera”, afirmó.

Image
La opinión
La Opinión