Escuchar este artículo

Oficina de la ONU en Cúcuta revive la esperanza

Martes, 1 de Diciembre de 2015
Desde allí se atenderán los casos de violación de derechos humanos de Norte de Santander, especialmente los de la zona del Catatumbo.

Con la masiva participación de organizaciones de víctimas, defensores de derechos humanos, y otros líderes sociales de la región, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Cúcuta dio apertura a sus actividades.

Si bien este organismo hace presencia desde hace 11 años en Norte de Santander, pero desde su sede en Bucaramanga, a partir de ahora tendrá mayor despliegue de sus actividades, especialmente en el Catatumbo, situación que alentó a varios de los líderes de la zona.

Aunque el Comisionado, Todd Howland, explicó que “nosotros no tenemos la solución a los problemas, porque la solución saldrá de ustedes”, sí insistió en que darán oportunidades para que los defensores y la comunidad en general tengan garantía de que sus derechos serán protegidos.

Además, anunció que se priorizarán algunos sectores del Catatumbo, en particular aquellos territorios en los que hacen presencia organizaciones como Ascamcat, Cisca y el Movimiento de Constituyentes Populares (MCP).

Igualmente, manifestó que se dará un enfoque especial para acompañar al pueblo barí por sus derechos territoriales, de economía propia y de gobierno autónomo.

Por su parte, Óscar Rico, vocero de víctimas de La Gabarra, dijo que espera que esta nueva entidad sea garante del cumplimiento de los planes de reparación colectiva, como el que existe en su comunidad.

Entre tanto, el secretario de Víctimas, Luis Fernando Niño, comentó que los problemas del Catatumbo se resolverán cuando se salde la deuda histórica de parte de los gobiernos, pero también se debe proteger la vida de quienes quieren alcanzar la paz territorial.

La Opinión