Escuchar este artículo

PAE: no hubo irregularidades en despido de manipuladoras

Lunes, 9 de Septiembre de 2019
Cuatro trabajadoras del Programa de Alimentación Escolar en Sardinata fueron sacadas por irregularidades en su labor.

Directivos del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Norte de Santander aseguraron que el despido de cuatro manipuladoras de alimentos de un restaurante escolar en Sardinata, publicado el jueves pasado en este diario, se dio por irregularidades en sus labores, y no por “favores políticos”, cómo señaló el alcalde de este municipio, Jesús Emel Espinel.

Los hechos se registraron en la sede primaria de la institución Educativa Nuestra Señora de Las Mercedes, en el corregimiento Las Mercedes (Sardinata), donde el PAE encontró una serie de irregularidades tras una auditoría.

El restaurante escolar  fue puesto bajo la lupa luego de que, a principios de agosto,el rector del colegio, Sandro Javier Velásquez Luna, le enviará un oficio a la gerente del PAE, Ruth Milena  Velásquez Camargo, solicitándole una visita de inspección al comedor.

El rector aseguró que anónimamente había recibido quejas sobre la cantidad de las raciones y el manejo de los víveres, por lo que pidió el apoyo técnico.

Adicionalmente, en el documento, el rector le pidió a la gerente “tomar las medidas a las que hubiese lugar, de acuerdo a lo encontrado y evaluado por el equipo técnico”.

“El PAE ha sido un programa bastante exigente, constantemente realiza auditorías y los colegios hemos estado vigilantes a estos requerimientos”, indicó el rector.

En el informe, con fecha del 14 de agosto, se evidenció que el alimento sobrante era escondido en vasijas, y unas botellas de aceite que hacían parte de los víveres de la semana también estaban camufladas entre algunos recipientes.

Auditorías constantes

La gerente del PAE indicó que las denuncias hechas  por Espinel, sobre el despido irregular de las manipuladoras de alimentos no tuvieron ningún fundamento, y aseguró que aunque las contrataciones las hace el operador, desde el programa se hacen una serie de exigencias técnicas con el fin de blindar el proceso de preparación y entrega de los alimentos para garantizarles la entrega óptima de los alimentos a los estudiantes.

“El PAE hace auditorías todos los días en los comedores escolares. Tenemos un supervisor en cada municipio, esa es una de nuestras principales fortalezas como entidad territorial”, indicó Velásquez.

La gerente aseguró que gracias a estas auditorías se tienen claras las fortalezas y debilidades del programa en cada municipio, lo que permite que haya una garantía de buen servicio.

Image
La opinión
La Opinión