Escuchar este artículo

Pamploneses acatan el aislamiento

Domingo, 22 de Marzo de 2020
Las calles permanecen vacías.

Luego de dos días de que se estableciera en Norte de Santander, mediante decreto, el aislamiento social para hacerle frente a la expansión del coronavirus,  los pamploneses han acatado la orden de permanecer en sus casas.

Sitios como el parque Águeda Gallardo, la Plazuela Almeyda, la Calle Real, sectores de los mercados públicos, La Casona, El Rosario, sedes de la Universidad de Pamplona, la Terminal de Transportes y el Hospital San Juan de Dios se observan sin público.

Solo en las calles y al frente de los establecimientos de abastos, tiendas, panaderías y droguerías, se encontraron algunos compradores.

La Policía de Carabineros, unidades motorizadas y patrullas recorren las calles de la Ciudad Mitrada como medida de seguridad y en la búsqueda de infractores.

Las autoridades de salud y los organismos de socorro también están en alerta para atender los requerimientos de las comunidades y han recomendando tener en cuenta las medidas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

A la entrada del Hospital San Juan de Dios solo se permite el ingreso de personas que presenten complicaciones de salud. Los casos más sencillos son atendidos de inmediato y a los pacientes los envían a sus hogares.
 
Comparendos

El sábado, la policía aplicó dos comparendos, uno a una tienda del sector de Cinco Casas, en donde los propietarios fueron sorprendidos violando la Ley Seca y demás medidas, puesto que varias personas se encontraban consumiendo licor.

Sobre la calle 5, con carrera 5 y 6, sector del parque principal, la policía le aplicó un comparendo pedagógico a un ciudadano que, al ser requerido sobre su presencia en la calle, se burló de las recomendaciones y por esa razón fue objeto de la sanción.

De acuerdo con la comandante de la Estación de Policía de Pamplona, Ayda Velásquez, al infractor se le aplicó un comparendo por $935.000 y el cierre del negocio.

Soledad total

La Terminal de Transportes, en donde tienen oficinas las empresas locales, está paralizada por la ausencia de viajeros.

El gerente de la entidad, Heriberto Contreras, dijo que no estaban llegando usuarios, como tampoco buses y taxis procedentes de Cúcuta, Bucaramanga, Arauca, Málaga y los pueblos de la provincia.

“Esto significa que la gente está consciente de la situación; prefieren quedarse en casa y no exponerse viajando”, manifestó.

Sobre cómo va a continuar la situación, explicó que tienen orden del Ministerio de Transporte de seguir prestando el servicio público a quienes lo requieran.

No obstante el sábado en la tarde, la ministra de esa cartera, Ángela María Orozco, anunció que el transporte intermunicipal quedaba suspendido. 

Image
La opinión
La Opinión